Sin duda alguna cuando un emprendedor lanza su proyecto una de sus primeras decisiones es pensar donde lo va a fraguar. Existen múltiples opciones; una de las mas interesantes es buscar un espacio de coworking.

La idea de compartir oficina en ocasiones nos puede acarrear una serie de dudas, sin embargo apostar por el coworking puede sorprendernos muy gratamente.

Para comprender y así acercarnos al concepto exacto del término, es importante destacar la procedencia y significado del mismo. Coworking, o también conocido por su neologismo co-trabajo, es una propuesta alternativa al tradicional lugar de trabajo que conocemos. Es una nueva forma de desarrollo profesional que permite a emprendedores conceptualizar su idea y desarrollar por lo tanto su proyecto.

Es importante no pensar que el coworking es simplemente el hecho de compartir un espacio de trabajo; va mucho más allá. La cooperación y comunicación, además del aprendizaje, permite fomentar la creatividad, huir de un ambiente solitario y monótono, y en ocasiones poder disfrutar de ciertos momentos de distensión. Estas características, son, entre otras, experiencias que brinda el coworking.

La ambición y el deseo de fraguarse un futuro es una meta común entre coworkers; tener unescenario que fomente el trabajo en equipo, en comunidad, generando un ambiente de confianza que favorecerán a tu proyecto.

Cink Emprende, con la pretensión de facilitar, ayudar, asesorar y apoyar el que tales proyectos salgan adelante, pone a disposición su centro moderno e innovador para emprendedores ubicado en pleno centro financiero de Madrid.
Perfectamente acondicionado y con un ambiente de trabajo extraordinario, dispone de tarifas asequibles y flexibles.

Coworking, una intensa y agradable experiencia, que además de ayudarte profesionalmente te permite crecer como persona. Es sin duda, la elección acertada.

Con el fin de acercarnos aún más al mundo del coworking, vamos a describir las experiencias vividas por Nick Lekuona y Delia Guerra.

Nick Lekuona, miembro de Cink Emprende y creador de nimbooks, aplicación tecnológica dedicada al libro digital, nos cuenta como el coworking le ha permitido encontrar un entorno profesional, dinámico y en el que se mueven los mismos intereses. Resaltando también el hecho de que se trata de una alternativa económicamente eficiente.

Por su parte, Delia Guerra, creadora de Movibeta, salas de visionado privadas, expresa su satisfacción con un claro mensaje; “estoy encantada”. Destaca la comodidad a la hora de contar con unas infraestructuras perfectamente acondicionadas, la despreocupación en dicho aspecto y como la satisfacción del resto de compañeros promueve su propia iniciativa y motivación.