Hoy os traemos una nueva entrevista: hemos hablado con Nadine Guerra, Coworking Manager en Cink Henri Dunant. Nos ha contado su experiencia en la dirección del espacio, las claves para gestionar una comunidad y cómo han afrontado la irrupción de la nueva realidad.

Cuéntanos un poco sobre ti, ¿cuál es tu papel en Cink? ¿Qué haces en tu día a día?

Mi nombre es Nadine Guerra, soy Coworking Manager en Henri Dunant.

En un coworking todo pasa a través del gestor/a, de nosotros depende el funcionamiento y ambiente del centro. En nuestro trabajo del día a día, tienes que desarrollar múltiples habilidades para administrar y gestionar con éxito todas las áreas del negocio, en alguna ocasión me han dicho que “soy MacGyver”, porque siempre consigo arreglar o buscar una solución a todo.

Pero lo más importante, es hacer sentir a los coworkers como si estuviesen en su propia casa, dejándoles centrarse en su negocio, que no se preocupen de nada más y ofreciéndoles la máxima flexibilidad según las necesidades de cada empresa.

¿Cómo describirías Cink Henri Dunant? ¿Qué es lo que más te gusta de trabajar aquí?

Cink Henri Dunant es un espacio que cuenta con unas instalaciones con luz natural únicas para trabajar. Se distribuye en una gran zona en formato coworking, despachos y zonas comunes. Ubicado en un barrio tranquilo con facilidad de aparcamiento y muy cerca de Paseo de la Castellana, por lo que puedes disfrutar de una zona tranquila para trabajar y rodeada de restaurantes, tiendas y supermercados.

Lo que más me gusta de mi trabajo es conoces a gente de diferentes sectores, cada uno te aporta cosas muy interesantes y consigues estar al día de todo gracias a ellos. El trato cercano me permite conocer a cada una de las personas que forman parte de la comunidad.

¿Cuál es el reto más grande de tu trabajo? ¿Qué aprendizaje te llevas de tus años en Cink?

Mi mayor reto es intentar conectar y crear oportunidades profesionales entre los miembros de mi comunidad, es importante que se encuentren arropados por alguien que les pueda ayudar en cualquier necesitad que pueda surgir a lo largo de su estancia en nuestras instalaciones.

Durante estos 7 años en Cink, he aprendido que siempre tienes que ofrecer lo que te gustaría recibir. Un trato cercano, profesional y dando una respuesta rápida a las necesidades del cliente, siempre bajo los criterios y filosofía de la empresa. Creo que es la mejor forma de ofrecer un buen servicio con transparencia e igualdad para todos.

¿Cómo consigue un gestor crear una comunidad en un espacio colaborativo, donde las empresas no se conocen entre ellas?

Teniendo como prioridad al coworker y su bienestar. Hay que adaptarse a sus necesidades, siendo flexible e intentando crear sinergias con otros coworkers.

¿Cómo habéis gestionado la vuelta a la oficina tras la pandemia? ¿Qué medidas habéis tomado?

Ahora mismo lo más importante es transmitir toda la confianza para que los clientes y trabajadores sientan que pueden utilizar las instalaciones con seguridad. Hemos puesto todos los recursos necesarios para que la incorporación de las empresas que conforman nuestra Comunidad sea con las mayores garantías sanitarias posibles.

Hemos trabajado en medidas para hacer de nuestros espacios, centros de trabajo seguros para todos los usuarios que están instalados.

Para ello, se ha reforzado la limpieza. También se ha establecido un protocolo de ventilación diaria para las diferentes estancias. De la misma manera, se han limitado los aforos a las zonas comunes como salas de reunión y office para controlar el número de personas y que se respeten así las distancias de seguridad entre trabajadores.

Por otro lado, Cink ha incorporado dispensadores de gel hidroalcohólico en sus instalaciones y ha puesto cartelería en todo el espacio con las medidas que se han tomado.

Después de todo esto, ¿ha cambiado el perfil de los usuarios que se instalan a trabajar en vuestros espacios?

Bueno, diría que algo ha cambiado. Sí que es cierto que ahora hay mucho más profesionales freelance, con una economía estable y que incluso en muchos casos trabajan para empresas extranjeras, por el contrario, ha disminuido la demanda del autónomo que lleva poco tiempo con su proyecto, estos prefieren recortar costes y se quedan trabajando desde sus casas.

También cabe destacar, que durante este año las grandes empresas han visto en los espacios de coworking una alternativa para ofrecer a sus trabajadores puestos flexibles para poder cubrir sus necesidades e instalarse.

Y, ¿cómo se adapta el centro a los cambios que está experimentando el sector?

Hemos potenciado los valores que dieron origen al coworking como son la comunidad y la colaboración. Contamos con la ventaja de trabajar con coworkers que conocemos personalmente, que en su mayoría o son freelance o pequeños equipos que valoran y necesitan tener en su entorno a otros profesionales con un trato cercano.

¿Cuál es el valor añadido de Cink, qué lo hace diferente?

Nuestro valor añadido y por lo tanto lo que nos diferencia respecto a la competencia, es que en Cink ofrecemos una oferta alineada con los valores del coworking. Brindando espacios únicos de trabajo, buena ubicación, flexibilidad, precios competitivos y un trato cercano con el cliente. Es fundamental acercar a las pymes y emprendedores una propuesta de valor que les sea accesible y que fomente el desarrollo económico.

¿Nos darías algunos consejos para ayudar a otros gestores?

Mi único consejo es que disfruten de su puesto de trabajo, que traten a sus clientes o futuros clientes con la mejor de sus sonrisas y que intenten conocer mejor sus necesidades, porque los clientes agradecidos siempre van a volver o te van a recomendar y esa es la mejor publicidad que podemos hacer de nuestra empresa.

Muchas gracias y ¡nos vemos pronto!