La sesión de apertura de la reciente  VI Edición de la #EEC12 nos dejó latente la necesidad de emprender para cambiar la situación a la que hacemos frente en nuestro país, pero también la motivación que mueve a la multitud de emprendedores que acuden a estos eventos.

El deseo de conocer a expertos de todo el mundo, encontrar inspiración y ejemplos de casos de éxito que marquen las pautas a seguir para emprender, y no morir en el intento, marcaron la asistencia a la primera jornada de la conferencia, que superó las expectativas de la organización, y dejó tres salas abarrotadas.

Las presentaciones se centraron en el emprendimiento tecnológico y la rentabilidad de los negocios en la web bajo el fin de impulsar el comercio electrónico español, que se cifra en un muy buen dato en el primer trimestre (con un crecimiento del 21,5%, según la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones(CMT).

Algunos datos destacados de la jornada, la cercanía de los inversores en Silicon Valley para la asesora estadounidense  Tracy Mann (algo que ha facilitado que se creen unas 1.000 empresas de aplicaciones en los últimos cinco años); o la «desesperación» del Gobierno británico para que la economía digital «despegue» según comentó Inmaculada Martínez, socia de Opus Corporate Finance en Reino Unido, uno de los platos fuertes de la jornada.

Pero quizás lo más inspirador, fueron las experiencias y consejos de Miguel Ángel Díaz, director general de Redkaraoke y Justo Hidalgo, socio fundador de  24symbols (el Spotify de los libros, como ellos mismos se denominan). Miguel animó a “quedarse en España y dejarse aconsejar por expertos». “Sillicon Valley es inmensamente caro y la competencia y exigencia brutal”. Además, de sus palabras recogemos que “En España hay talento: programadores y diseñadores excelentes. Sólo falta creérselo más para ser grandes”.  De Justo, compartimos una alentadora reflexión «somos una startup sin dinero, enfrentándonos a Google o Amazon, pero estamos demostrando que podemos lograrlo».

En definitiva, hay espacio para el optimismo, y hay otra forma de enfrentar la realidad. Crearla.

El acto concluyó dejando clara la creatividad y posibilidades del mercado español con una competición de Startups. Desde Cink hacemos llegar nuestras felicitaciones a la ganadora, Edenes, y nos sumamos al furor de optimismo colectivo