En la actual tesitura económica que nos está tocando vivir, cualquier idea puede ser buena para intentar incrementar las ventas. La saturación del mercado está haciendo que muchas empresas se estén planteando adentrarse en el comercio electrónicocomo alternativa real a su negocio tradicional.

Independientemente de donde se haga, el fin es intentar vender más. Pero, ¿se puede replicar el modelo de tienda de toda la vida a tienda online? Desgraciadamente, me temo que no es una tarea tan fácil. Mi breve experiencia me está resultando muy enriquecedora para darme cuenta que el comercio electrónico no consiste únicamente en abrir una tienda y comenzar a vender.

 

Si estás ante la tesitura de iniciar tu camino en este sector, ten en cuenta que al principio te vas a encontrar con una serie de escalones que dificultarán tu camino.

 

1- ¿Es barato hacer una tienda online? Si lo comparamos con una tienda física sí, pero las apariencias engañan. Tendrás que invertir mucho tiempo para conocer los productos que vas a comercializar, sus categorías y subcategorías, política de precios, distribución, etc. Tendrás que decidir si lo haces tú desde tu empresa o se lo encargas a una empresa externa (que es lo más recomendable) Y sobre todo, tendrás que estrujarte el cerebro para que tu tienda sea atractiva y el cliente compre en ella.

2- ¿Tienes las imágenes, descripciones y precios de los artículos a vender? Si es así estás de enhorabuena. Si por el contrario no es tu caso, prepárate a dedicarle unas cuantas horas…

3- ¿Qué tipo de software es el más conveniente para mi ecommerce? El mercado ofrece muchas posibilidades. Puedes hacer tu tienda con un software a medida o inclinarte por alguno de los que ofrece unas prestaciones excelentes; Prestashop, Magento, Oscommerce, etc. Personalmente si me dieran a elegir, me quedaría con la segunda opción puesto que te permite una mayor flexibilidad a la hora de hacer innovaciones con tu tienda online.

4- ¿Vas a vender directamente o lo vas a hacer a través de un intermediario? Si lo haces directamente controlarás todo el proceso de compra y tendrás un mayor control sobre tus artículos, aunque tendrás que tener en cuenta el coste económico del stock y del almacenaje de esos artículos. Con un intermediario, no controlarás todo el proceso de compra, pero tendrás como ventaja el ahorro del coste del stock de los artículos. Iniciar tu andadura con un intermediario puede ayudarte, pero tu camino natural debe ser el de vender directamente.

5- Plazos de entrega reales. Uno de los puntos más importantes en ecommerce. Si bien puedes ser competitivo en precio, en ocasiones no lo serás tanto a la hora de enviar las mercancías. El maldito “no lo tengo en stock”, puede hacer que muchas de tus ventas se vayan a la competencia.

6- Los medios de pago. En apariencia no tiene mucha ciencia. TPV Virtual, Paypal, transferencia bancaria y contrareembolso. Pero ¿es fácil conseguir una TPV Virtual para que los clientes pueden pagar con tarjeta de débito/crédito? Pregúntale a tu banco para saber lo que te contesta. El fraude por internet y la desconfianza hace que no sea una tarea sencilla conseguirla.

7- Gastos de envío. Otro de los quebraderos de cabeza que te harán sacar la calculadora. Tendrás que hacer muchos números hasta darte cuenta que es lo mejor para tu negocio. Muchas tiendas online no los cobran, aunque en realidad lo que hacen es repercutirlo en el precio final.

8- ¿Vendo sólo en Península y Baleares o también lo hago en Canarias? Si incluyes Canarias en tus envíos, ten en cuenta que los gastos de envío serán mayores y que además está la aduana. ¡Que no te coja de imprevisto!

9- Ya tengo mi tienda online ¿Ahora toca vender, no? Por supuesto. Pero piensa que las ventas no van a llegar por sí solas. Tendrás que destinar presupuesto a acciones de Marketing Online (Social Media Marketing, Posicionamiento SEO/SEM, Analítica Web, etc.) y a ofrecer un buen servicio de Atención al Cliente.

Si después de leer esto sigues teniendo la misma ilusión en crear tu tienda online (espero que sí), te animo a que lo hagas. Son infinitas las posibilidades que ofrece el ecommerce para que tu negocio pueda crecer. Sólo es cuestión de ir superando los escalones que te encontrarás por el camino :-)

  Post de Diego Suárez Herrera  

CEO & Founder en Poolmania en www.poolmania.es