Hoy, día de San Valentín, queremos reconciliar dos conceptos que en el imaginario común parecen estar enfrentados. Hablaremos de empresas y emprendedores que han basado sus negocios no sólo en el beneficio económico sino en la idea de compartir y ayudar a otros.

El modelo del “uno por uno” construido sobre esos mismos conceptos está siendo desarrollado por diferentes empresas

como BOGOLight, One World Futbol Project, Baby Teresa, Blanket America…. (podéis ver más en este post de Mashable: http://goo.gl/MizN0) y demuestran que la generosidad no tiene por qué estar reñida con la rentabilidad.

 ORIGEN Y MODELO

Vemos ideas en forma de zapatos, de ropa y abrigo, de luz o incluso de corbatas que se transforman en posibilidades de educación, pero la idea de referencia la encontramos en la empresa Toms shoes, creada en 2006 por Blake Mycoskie.

Se le ocurrió la idea tras un viaje a Argentina. Tomó la inspiración para crear los modelos de las alpargatas que vio utilizando a los jugadores del equipo de polo local. La decisión llegó tras ver más tarde, que en otras zonas había niños que iban descalzos.

La idea inicial consiste en dar un par de zapatos a un niño desfavorecido por cada par comprado. Así empezó y así creció la empresa que elevó increíblemente su volumen de negocio en poco tiempo y que evolucionó hasta vender también ropa y gafas de sol. En este último caso, la aportación deriva en tratamientos médicos y prescripciones relacionadas con la vista.

El trabajo que llevan a cabo no es un trabajo que se realice al tuntún. Este tipo de trabajos, requieren una información que pueden aportar las organizaciones especializadas para saber realmente a dónde dirigir la ayuda y cómo.

Se van viendo iniciativas nuevas que siguen esta línea y que se van expandiendo poco a poco en diferentes países: Lentesworld en Méjico, Suecos aquí en España, o la campaña de Shwopping de Marks&Spencer junto a Oxfam en Reino Unido.

OTROS MODELOS

Se trata de ejemplos muy parecidos entre sí, aunque creemos que también es posible unir generosidad y rentabilidad de otras formas incluso más cercanas fuera del modelo “uno por uno”. Nosotros hemos puesto nuestro granito de arena entremezclando nuestro espacio  coworking y nuestros diversos programas de aceleración y de apoyo al emprendimiento.

¿Conoces alguna idea más o se te ocurre alguna que poner en marcha? No son proyectos fáciles de localizar y queremos conocer más.