La Universidad Europea de Madrid no sólo se dedica a la educación y formación. Entre sus actividades, incluyen también el fomento del espíritu emprendedor.

El Bridge Pitch es el ejemplo por excelencia. Fomentar el emprendimiento a través de uno de los puntos que más quebraderos de cabeza da a los emprendedores y que es básico en el desarrollo de un proyecto de negocio: la presentación de la idea de forma breve y convincente.

Es muy complicado ver algún tipo de formación enfocada a lo que es la presentación eficaz y provechosa tanto de uno mismo como de una idea o proyecto. Eso son cualidades que están más o menos desarrolladas según la persona y que también se pueden ir adquiriendo y puliendo con la experiencia.  Esta convocatoria favorece el aprendizaje de estas aptitudes, simplemente pidiendo su puesta en práctica a los más jóvenes.

El Bridge Pitch está dirigido a estudiantes de bachillerato o de ciclos formativos, que tanto individualmente como en grupos de hasta 4 personas, pueden presentar sus ideas y participar en un concurso muy parecido a cualquier otro formato profesional de presentación de proyectos de negocio.

Igual que se habla de convencer a un inversor en un ascensor con un elevator pitch, en este caso, el lugar propuesto para desarrollar la tarea de convicción en el Bridge Pitch es el famoso puente del campus de la Universidad Europea. Este puente hace las funciones de medidor del tiempo de presentación y convierte en realidad la urgencia del tener que convencer a alguien en un breve lapso de tiempo: los dos minutos que se tarda en recorrer el puente.

Tras el proceso de recepción de solicitudes mediante el registro, que incluye una presentación en vídeo, se seleccionarán 10 ideas para participar en esa exposición presencial final y recorrer el puente. Los 3 últimos seleccionados ganarán premios que siguen fomentando el emprendimiento: asistencia profesional para el desarrollo del proyecto ganador, además de becas en la matrícula de la universidad, entre otras cosas, y talleres de fomento del espíritu emprendedor y packs de aventura para el segundo y tercer premio, así como para un profesor que haya ayudado a los alumnos y para un centro educativo representado.

Todavía se pueden realizar inscripciones hasta el 15 de marzo para esta segunda edición del Bridge Pitch, así que si conocéis a algún estudiante que cumpla con los requisitos, estáis a tiempo para difundir el espíritu emprendedor.