Es cada vez más habitual encontrarnos con nuevos emprendedores que han decidido dar un paso hacia delante y optan por abrirse camino en el mundo empresarial.

Normalmente, uno de los primeros obstáculos al que tiene que hacer frente un nuevo emprendedor es encontrar el espacio idóneo donde ubicarse y desarrollar su proyecto.

La oficina ideal; el sueño de  todo emprendedor. Sin embargo este deseo no es factible en muchos de los casos. Tener la oportunidad de ubicar tu startup en el centro financiero de tu ciudad, con unas infraestructuras e instalaciones convenientesy disfrutando de un ambiente agradable, normalmente no está al alcance de todos.  Pagar el alto coste por m2 del lugar ideal para establecer tu empresa, aportar la fianza del local y ofrecer las garantías de pago para un proyecto que acaba de arrancar es inviable para la mayoría de emprendedores que cuentan con recursos  muy ajustados.

Una opción alternativa y cada vez más demandada entre los emprendedores es optar por la contratación de una espacio coworking, es decir, una forma de trabajo distinta, en la que puedes compartir  junto a otros coworkers  un espacio físico en el que desarrollar tu idea.

Las tarifas de contratación de un espacio coworking son totalmente flexibles. En función de tus preferencias, así como los servicios requeridos,puedes optar por unas tarifas u otras con el fin de que éstas se amolden a tus necesidades.

Además de compartir un lugar de trabajo con un coste verdaderamente asequible,  el coworking ofrece muchas otras ventajas que sin duda ayudan notablemente al emprendedor en su fase inicial.

Desde un punto de vista económico, los costes fijos que supone el mantenimiento de un espacio de trabajo propio así como el capital destinado al pago de seguros, contratación de líneas telefónicas, compra de mobiliario y posibles fianzas del inmueblese ven reducidos drásticamente al optar por la fórmula del coworking.

La mayoría de oficinas de coworking ponen a disposición del emprendedor toda una serie de servicios, tales como acceso a internet  y wifi, fotocopiadora, impresora y escáner, cocina, etc. además de facilitar también el uso de espacios habilitados, salas de reunión,para el correcto desarrollo de su proyecto.

Aunque en ocasiones suele pasar inadvertida, el mantenimiento de tu lugar de trabajo es otra ventaja realmente importante. Y es que en un espacio coworking, al contrario que en tu propia oficina, no tienes por qué preocuparte por el mantenimiento diario de las instalaciones, ya que hay personas encargadas de conservar este espacio perfectamente acondicionado.

Otro de los beneficios, quizás más valorado por los emprendedores, es la flexibilidad que aporta el hecho de trabajar como coworker.  

En el caso de Cink Emprende, combinamos nuestra oferta de apoyo emprendedores para enriquecer nuestro ecosistema con un moderno espacio de coworking con tarifas económicas y flexibles con la de aceleradora de startups.

Gracias a la variedad de tarifas y formatos de coworking, donde puedes contratar tu espacio por un día o incluso varios meses, los emprendedores pueden escoger aquella que más se ajuste a su necesidad actual, pudiendo así moverse con libertad, sin el condicionante de pagar, aún sin estar, un coste fijo mensual por una oficina que  tienes contratada por un año.

No podemos hablar de las ventajas del coworking sin citar una de las más relevantes; la experiencia de ser un coworker. Donde trabajar a diario en un ambiente distendido, agradable y colaborativo, genera bienestar personal, hecho que permite emplearte al máximo en tu proyecto y acelerar el mismo sin tener que invertir tiempo en actividades de poco valor pero necesarias por otra parte.

Las experiencias vividas por el resto de emprendedores que conforman y trabajan en un espacio de coworking  y sus casos de éxito te ayudan y lo que es mejor, fomentan aún más tu motivación.  

Ya sea por los beneficios económicos que aporta este nuevo método de trabajo, por la flexibilidad que ofrece en cuanto a tiempo se refiere, o bien por el simple hecho de compartir gratas experiencias con el resto de emprendedores, no cabe ninguna duda de la rentabilidad que ofrece el coworking y la satisfacción que genera a los coworkers.

Si tienes una idea y quieres llevarla a cabo quizás sea el momento de probar la experiencia y ver por ti mismo el resto de ventajas que aporta un espacio coworking.