Nos enteramos via twitter de la convocatoria, y enviamos la solicitud de milagro, en el último momento y “por probar”, cuando nuestro despacho contaba con apenas 4 meses de vida.

Conseguir un hueco dentro de la aceleradora fue el primer premio, con esto, nos afianzamos en la idea de montar nuestro propio despacho y nos daba vida, al menos, hasta el mes de julio.

En el momento de ganar, no sabíamos exactamente qué nos estaba ofreciendo Cink-Emprende. Cuando ganamos nuestra plaza creíamos que lo que teníamos era un puesto físico para venir a trabajar todos los días, pero es mucho más.

Raúl: que está en nuestro día a día, disponible para ayudarnos en lo que necesitemos y su equipo: Laura y nuestro coach, Raúl García, que nos está enseñando a gestionar bien nuestro tiempo, a centrarnos en nuestros objetivos, a conocer el lugar al que queremos llegar con U&Law.

Apoyo: La posibilidad de estar rodeado de un grupo de personas que están en la misma situación que tú. Todos vamos encontrando cada vez más sinergias, a pesar de que nuestros proyectos son muy diferentes y cada uno tiene un recorrido diferente.

Formación: La red de mentores y las personas que han venido durante estos días a la aceleradora han sido de gran ayuda. Todos sabemos que son los mejores entre los mejores. Sus consejos, poder aprender de su experiencia, escuchar a los buenos es un lujo y sin tener que movernos prácticamente de nuestro sitio.

Difusión: La cobertura en los medios de la convocatoria, la aceleradora y todos los que formamos parte del grupo de #acelerados ha sido espectacular; TV, radio, periódicos no hay medio que no se haya hecho eco de lo que está pasando aqui dentro.

Marca: Gracias a pertenecer al grupo de acelerados la imagen de U&Law frente a nuestros clientes se ha fortalecido.

Antes de contar con la oportunidad de Cink Emprende, estábamos ilusionados y convencidos en ser un despacho de referencia para los emprendedores. Con Cink Emprende hemos acelerado la comprobación de que hay mercado y es un mercado que valora nuestros servicios. Ahora, toca terminar de definir bien el plan de negocio, seguir aportando servicios de valor diferenciado y crecer para dar un mejor servicio. Estamos convencidos de que sin esta oportunidad, a día de hoy estaríamos más lejos de nuestro objetivo.