Lecciones Aprendidas II

Llevamos ya unas semanas más de experiencia a nuestras espaldas y de visitas de primeros espadas del mundo del emprendimiento y la inversión privada. Este post esta inspirado por las charlas de Luis Martin Cabiedes y Rodolfo Carpintier en Cink Emprende y es la continuación de las lecciones aprendidas I

Últimamente tengo la impresión de que los emprendedores están más preocupados de saber como “engañar” a un business angel para que invierta en su proyecto que en construir un buen proyecto. De alguna forma lo entiendo, ya que ni los propios inversores tienen receta para desenmascarar un mal proyecto siempre y cuando éste reune unas condiciones mínimas.

Luis M. Cabiedes nos comentaba que tan solo el 0,03% de las start-up consiguen financiación a través de venture capital. Él mismo estudia unos 800 proyectos al año e invierte sólo en uno. En este entorno, el emprendedor debe encontrar maneras de aumentar la probabilidad de que su proyecto esté dentro de esas start-up invertidas.

Veamos cuales son las condiciones mínimas para que una start-up sea invertible y como aumentar las posibilidades de conseguir financiación privada.

Reune tu proyecto unas condiciones mínimas?

Las condiciones mínimas serían:

  • -El proyecto es, no solo viable, sino también invertible. Es decir, tiene capacidad suficiente para escalar y dar múltiplos de hasta 8 veces lo invertido al inversor.
  • -El proyecto debe crear un mercado innovador y suficientemente grande.
  • -El emprendedor debe tener dotes comerciales y pasión por lo que hace.

Multiplica tus posibilidades

Si ya cumples estas condiciones mínimas y estas sediento de capital, esta es la receta para multiplicar tus posibilidades de conseguir la inversión:

  • -Si quieres que las posibilidades de ser invertido aumenten hasta un 70%,
    asegurate de que tu proyecto llega al inversor por el canal adecuado. Por favor, cuando estéis en un evento de networking, no se os ocurra seguir al business angel de turno hasta el baño para hacerle un elevator pitch mirando el alicatado de la pared. Simplemente no funciona, y sino preguntadle a Luis M. Cabiedes que ya lo ha sufrido en sus propias carnes. Los canales a utilizar son:
    • -Referencias de otro inversor
    • -Un foro de inversión
  • -Si además consigues que un contacto te presente al inversor, tus posibilidades de conseguir capital privado puede que aumenten un 20% adicional.
  • -Ya estas delante del inversor, has utilizado los canales adecuados y os han presentado. Es tu momento de gloria. Ahora SI: vende tu proyecto. Prepáralo a conciencia por que el bullshitómetro del business angel estará calibrado a sensibilidad máxima. Cuida tu mensaje y evita las palabras vacías y grandilocuentes.-Hay una última cosa que debes tener bien clara: ¿cuanto dinero necesitas?. No te pongas delante de un inversor sin saber cuanto vas a pedir, por qué y para qué.

    -Por último, nunca dejes de formarte. Al igual que en la F1 es más importante el coche que el piloto, pero un buen piloto siempre estará capacitado para finalizar la carrera. Una formación adecuada y completa aumenta el porcentaje de éxito de tu start-up y las posibilidades de conseguir tu ansiada inyección de capital.

Mucho más en La Catarsis Critica

Daniel Cerecedo CEO Sportegos