Me levanto temprano, como todos los días y con las pilas a medio cargar. Es lo que tiene tener niños pequeños, que tienen la sana costumbre de despertarse por la noche.

Me voy para Cink Emprende, nuestro oasis de optimismo y buenrollismo entre tanto pesimismo y negatividad que nos rodea. Por la mañana toca reunión de seguimiento con nuestra agencia de marketing online. Hoy además hay formación: google analytics, facebook, twitter en el menú. Hace unos meses no sabíamos nada y rapidamente asimilamos conceptos y queremos más y más. Somos esponjas. Ya estamos pensando en las próximas acciones, nuestras próximas campañas en redes sociales o cómo darle mayor protagonismo a nuestro blog. (www.reparamiauto.com/blog). Todos aportamos ideas y sumamos.

 

En un suspiro se pasa la mañana, aparece el resto del equipo. Desde hace poco tiempo, colaboran con nosotros dos chavales de un centro de formación de Ciudad Real. Tuvieron la oportunidad de hacer prácticas en una empresa consolidada y se decidieron por nosotros. Les gustó el proyecto. Tienen desparpajo, actitud y ganas de trabajar. ¡Para que luego digan de los jóvenes! Repasamos los desarrollos en curso y entre todos, sacamos nuevas ideas y soluciones que no habíamos contemplado hasta ese momento.

Nos hacemos unas fotos en la aceleradora y ahí, otro detalle importante. Se suman los acelerados que estaban por ahí, Diego, Agus, Javier, Gonzalo, Goyo y Juanma, fijaros en sus caras, ¡todos sonrientes! Nos sentimos arropados.

Luego nos vamos a comer, entre platos y cervezas, vamos intimando y conociéndonos todos mejor. Nos une la ilusión por sacar adelante este proyecto y entre todos nos damos ánimos.

Por la tarde, más trabajo, llego a casa y las energías que quedan las desgasto definitivamente con mi familia. Me voy a la cama, muy, muy cansado pero FELIZ.

 

Javier Gómez

Socio en Reparamiauto.com