Articulo publicado en el diario «El mundo» del día 18 de diciembre de 2011.