Sigue en boca de todos la nueva Ley del Trabajo a Distancia. Esta ley recién estrenada en España surge para dar solución a la necesidad de trabajar fuera de tu oficina habitual.

Cada vez va a ser más natural trabajar de forma más descentralizada y en nuevos espacios ubicados cerca de los domicilios de los empleados para evitar largos desplazamientos.

Sin embargo, hacen falta muchas herramientas para poder teletrabajar forma cómoda y productiva. Garantizar el bienestar de los empleados en equipamiento y espacio es una de esas necesidades a las que se enfrentan las empresas en estos momentos.

Los espacios de coworking contribuyen a desarrollar el modelo híbrido que combina el trabajo presencial y el remoto. Mediante garantías de calidad, higiene, seguridad y diseño, ofrecen instalaciones equipadas y ergonómicas para largas jornadas de trabajo.

En este sentido, resuelven gran parte de los problemas que surgen con la regulación del teletrabajo.

Existe una necesidad de redefinir la oficina

En los últimos meses hemos visto nuevas formas de organización de equipos y cómo las empresas han pasado de modelos tradicionales de oficina, a espacios de coworking donde encuentran modelos de contratación más flexibles y económicos.

Muchas empresas han visto que sus oficinas se les quedaban grandes, con un gran número de m2 que no utilizaban por estas nuevas formas organizativas. Otras, han necesitado ampliar espacio para ofrecer a sus trabajadores más distancia en sus instalaciones.

El coworking ¿una opción como nuevo entorno de trabajo?

Después de estos meses, nos encontramos con un modelo de trabajo diferente. Tras varios meses de trabajo en casa, muchos de nosotros nos hemos dado cuenta de que no es tan idílico como parecía.

Las empresas se encuentran en un momento de transformación en el que valoran mucho más las conexiones, la flexibilidad y la adaptabilidad; y los empleados necesitan volver a trabajar en grupo, fomentar la creatividad que nace de la generación de ideas en equipo. No lo olvidemos, ¡somos seres sociales y necesitamos interrelacionarnos!

Los espacios de coworking son lugares especialmente diseñados para trabajar en instalaciones ergonómicas, con mobiliario acondicionado y la iluminación necesaria. Además, en estos espacios se propician las relaciones entre empresas y profesionales de diferentes sectores, generando sinergias.

En este tipo de espacios se ha trabajado en exigentes protocolos de higiene y seguridad, y aportan no sólo la tranquilidad de trabajar seguros, sino que además cuentan con lo necesario para entrar a trabajar en cuanto se precise.

Otra de las grandes ventajas del coworking es que, gracias a la gran oferta de centros de coworking, podemos ubicar nuestro lugar de trabajo cerca de nuestras casas. Ya no tendremos que hacer grandes desplazamientos para ir al trabajo, más ahora con las restricciones de movilidad y seguridad.

¿Has trabajado en un espacio de coworking o estás pensado en hacerlo? Cuéntanos tu experiencia en comentarios.