Este es el segundo post que escribo para aportar mis reflexiones y compartir ideas para entender y abordar la crisis actual.

Estos días de locura estamos acostumbrados a los datos y todos esperamos que la famosa curva deje de subir y comience a bajar hasta desaparecer.

Es también así como en cierta manera nuestra mente nos lleva a pensar que la activación de nuestras empresas y actividades se van a comportar. Pero no, eso no va a ser así y necesitamos reflexionar sobre como va a ser la recuperación de nuestros negocios, rehacer nuestro plan de negocio y estar preparados para lo que nos viene.

Con este post mi objetivo es compartir como podemos cuantificar la crisis en nuestra propia empresa.

NO nos podemos equivocar. Si hacemos una mala estimación de los males que este bicho va causar a nuestras empresas nos meteremos en problemas graves y moriremos en el camino. Esta pandemia va a generar una gran morgue de empresas.

Muchas empresas van a quebrar por no estimar bien el tamaño de esta crisis y el efecto que va a tener en su negocio, en su mercado.

En la línea de mi primer post sobre esta crisis «El Cisne Negro«también he leído múltiples artículos, estudios y opiniones sobre cómo estimar el impacto de esta crisis y cómo se piensa será la recuperación de la misma. Comparto por aquí algunas conclusiones.

Las crisis financieras se clasifican , entre otras cosas, por cómo va a ser su recuperación. Voy a destacar 3 tipos de crisis:

  1. Crisis en V: que se caracteriza por una recuperación rápida.
  2. Crisis en U: en este caso la economía tarda más tiempo que la anterior en llegar a los niveles a los que se encontraban antes de la recesión.
  3. Crisis en L: es la forma de recesión mas dura y cruel. La caída es drástica y su recuperación lenta o muy lenta.

Los expertos dicen que la crisis del Corona Virus está generando una crisis en U.

Los datos están al alcance de todos y cada uno en su empresa debe decidir en qué tipo de crisis esté metido o se esté metiendo. Dependerá mucho de tu sector, de tus costes fijos vs. flexibles, de tus sobrecostes, de tu capacidad financiera … pero sobre todo yo creo que depende de tu capacidad de reacción ante la actual situación y de no equivocarte en montar un buen plan de reacción a esta crisis para poder superarla.

Si te equivocas en medir cómo de grande es tu propia crisis, morirás en el camino.

Pareciera que soy pesimista, no es mi intención. Justo al contrario, creo que hay que ser realista y siendo realista podremos atacar este virus económico con más posibilidades de éxito.

Yo ya he decidido qué tipo de crisis voy a vivir en mis empresas, Cink Venturing y Cink Coworking: MI CRISIS TIENE FORMA DE L.

Lo siguiente que he hecho ha sido intentar estimar como de grande es mi crisis en L y de manera simple he intentado cuantificar 3 cosas:

  1. La profundidad de mi crisis.
  2. Cuánto tiempo va durar tu crisis.
  3. Tiempo de recuperación.

Para calcular la profundidad es necesario estimar lo mejor posible cuánto va a bajar tu negocio en facturación: ¿un 25%, un 50%, un 100%?

Ojo: si haces esta estimación hace 15 días seguro hubieras dicho la mitad de lo que dirías hoy! ¿me equivoco?… es fundamental intentar estimar con realismo, incluso estimar al alza la profundidad de tu crisis.

¿Cuánto tiempo va a durar tu crisis hasta que empiece tu recuperación?, este es el segundo punto a tener en cuenta. Tu crisis va a durar ¿3, 6, 9 , 12, 18 , 24 meses?

En tercer lugar es necesario calcular tu tiempo de recuperación . Toca predecir cuanto % de tu volumen de negocio vas recuperar mensualmente y por ende cuánto meses vas a necesitar para volver a tu punto de partida antes del corona virus.

En mi siguiente post, el tercero de esta saga sobre la crisis del Corona Virus, explico cómo cuantificar en pasta la crisis de tu empresa y cómo crear un plan de contingencia para abordar esta crisis.

Raúl del Pozo