Desde hace ya unos años, en Cink ofrecemos como servicio a las empresas poder establecer una de las cinco direcciones de nuestros espacios de coworking como su domicilio social y domicilio fiscal, pero… ¿conoces la diferencia entre un concepto y otro?

Se trata de dos términos con implicaciones diferentes. Comencemos explicando ambos conceptos:

  • ¿Qué es el domicilio social? 

El domicilio social afecta única y exclusivamente a las sociedades mercantiles. Los autónomos no tienen por qué tenerlo.

Se trata del lugar donde una empresa realiza su gestión. La ley de Sociedades de Capital establece que “las sociedades de capital fijarán su domicilio dentro del territorio español en el lugar en que se halle el centro de su efectiva administración y dirección, o en el que radique su principal establecimiento o explotación” y aparece públicamente en el Registro Mercantil.

El domicilio social determina el Registro Mercantil donde corresponde inscribir la sociedad; los Juzgados competentes para asuntos legales; la Delegación Tributaria y la normativa local o autonómica aplicable.

La dirección que se establezca como domicilio social debe constar en los Estatutos de la sociedad.

  • ¿Qué es el domicilio fiscal?

Tal como informa la Agencia Tributaria, el domicilio fiscal “es el lugar de localización del obligado tributario en sus relaciones con la Administración tributaria. Para las personas físicas, el domicilio fiscal será el lugar donde tenga su residencia habitual.” Es decir, el domicilio fiscal será el lugar para recibir las notificaciones por parte de la Administración.

En el caso que las personas físicas o jurídicas (tanto empresarios individuales como sociedades mercantiles) que desarrollen una actividad económica, esta dirección quedará reflejada cuando se cumplimente el modelo 036/037 al darse de alta dicha actividad en la Agencia Tributaria. En el caso de querer modificar el domicilio fiscal, se deberá hacer la modificación a través del mismo modelo.

El domicilio fiscal no tiene por qué coincidir con el domicilio social.

Principales diferencias entre ambos conceptos:

  1. Como se ha explicado más arriba, cada tipo de domicilio está definido por leyes diferentes: el social por la Ley de Sociedades de Capital; el fiscal por la Ley General Tributaria.
  2. La principal diferencia que marca cada domicilio es que mientras en el domicilio social se administra y gestiona la empresa, en el domicilio fiscal es donde se reciben las notificaciones de la Agencia Tributaria.
  3. El domicilio social es público y el fiscal pertenece al ámbito privado.

¡Espero que este post te haya ayudado a comprender mejor cada concepto!