El networking se define como el proceso de conocer y relacionarse con otros profesionales con el objetivo de establecer relaciones profesionales y hacer nuevos contactos.

Pero el networking no solo amplía tu red de contactos, también te puede ayudar a darte a conocer, mejorar tu marca personal, promocionar tu negocio y encontrar colaboradores, inversores y clientes.

Emprendedores, profesionales e incluso estudiantes pueden beneficiarse de ello, pero empezar a ponerlo a en práctica es probablemente lo más difícil; por ello, os dejamos 10 consejos para hacer un networking de calidad y ampliar tu red de contactos.

1. Define tus objetivos

Qué personas quieres conocer, con quién quieres conectar, qué buscas en ellos…

Para esto es importante que selecciones muy bien el evento al que quieres asistir, investiga sobre la temática, los ponentes y los asistentes. Después pregúntate por qué quieres ir a ese evento en concreto, apunta la respuesta y trabaja con esos objetivos.

2. Prepara tarjetas de presentación (no verbal/verbal)

Las tarjetas son un buen método para fidelizar contactos, lleva siempre algunas a mano y dáselas a todo con el que te interese interactuar. Pero recuerda que tu presentación verbal es casi más importante, sé seguro, coherente y muestra tus fortalezas comunicativas. Para ello, prepárate un pequeño texto de promoción personal en el que expongas de manera sencilla lo que puedes aportar a tus nuevos contactos y ensáyalo un poco, te sentirás más confiado.

3. Da una primera impresión favorable

La primera impresión cuenta. Es importante que sonrías, que seas respetuoso y empatices con los demás asistentes. Busca el contacto visual y cuida tu expresión corporal.

4. Llega temprano

Las primeras horas son las mejores para hacer networking, hay menos gente y comenzar una conversación es más fácil.

5. Lleva temas de conversación preparados

Puedes llevar algunas ideas y temas que te interesen o te parezcan interesantes preparados desde casa. Esto te ayudará a sentirte más seguro a la hora de entablar conversaciones.

6. Céntrate en qué puedes hacer por los demás

Encuentra la manera de ayudar a la persona con las que estás hablando, puede ser algo tan sencillo como compartir un artículo o presentarle a alguien. Dejarás una impresión positiva y será más fácil forjar una relación.

7. Habla menos y escucha más

Es el momento de hablar menos y escuchar más. Todos tienen algo interesante que contarte. Sé curioso, haz preguntas y muestra interés, aprenderás más de lo que piensas (también de tu competencia).

Trata de compartir ideas para generar conversación con ellos. También puedes aprovechar los momentos de descanso para hablar sobre intereses comunes, no todo va a ser trabajo, ¿verdad?

8. Relaciónate con personas que no conoces

Mantén la mente abierta, aunque tu prioridad se centre en las personas de tu área de interés, tener una red de contactos amplia y variada te puede ayudar en el futuro.

9. Mantén el contacto

Apunta todos los datos que puedas de los contactos que has hecho, su nombres, en qué trabajan. Búscalos en redes sociales, añádelos a tu red y mantén el contacto. No solo en Linkedin, también en Twitter, por correo y en sus blogs. Comparte sus contenidos y pide consejos, colaboraciones, recomendaciones…

10. ¡Ponte en marcha! El networking te espera.