El jueves 14 de junio tendremos una tarde llena de actividad en Cink Emprende, junto al taller de Ana María Llopis contaremos también con el taller “10 pasos para tu idea” de Santiago Rodriguez Llorente  @srllorente que tendrá lugar de 18:30 a 19:30

Las cosas están cambiando muy rápidamente en nuestro entorno profesional en los últimos tiempos. De hecho, sorprende ver como tras cuatro o cinco semanas en las que he estado  fundamentalmente centrado en el entorno corporativo de la gran empresa, la palabra más citada por mis interlocutores (más aún que “innovación”) es, asómbrense, “emprendizaje“.

Sin querer sacar conclusiones ni demostrar tendencias, uno si que va teniendo sus sensores y esto es una buena indicación de que la tendencia hacia el emprendizaje se va acelerando. Cada vez son más los emprendedores “veteranos y noveles” que uno se va encontrando en el camino. Y lo primero que descubren aquellos que, como yo, se formaron en las faldas de las grandes empresas es que en el mundo del emprendizaje no todo lo que aprendimos en la empresa nos sirve. Podemos elaborar mucho sobre ello, pero mejor leer a Steve Blank que lo explica muy profusamente. Es por eso por lo que necesitamos un método para emprender.

 

 ¿Porqué necesitamos un método?

Son tres las razones más importantes por las que necesitamos un método que nos guíe, ordene y ayude en el proceso de emprendizaje.

  • En primer lugar porque la incertidumbre lo domina todo, por lo tanto hay que intentar minimizar el riesgo. Al contrario de lo que sucede en negocios ya establecidos, a la hora de emprender tenemos un alto grado de incertidumbre intrínseca: no sabemos exactamente qué hacer, no sabemos cómo vamos a hacerlo, cuándo, en que orden y con qué resultado. Es más, no sabemos si seremos capaces de dedicar el esfuerzo, riesgo o la perseverancia que será crítica para conseguir el resultado final. O puede que ni siquiera sepamos si vamos a ser capaces de darnos cuenta que tenemos que abandonar. Por otro lado, el mundo en que vivimos, el mercado, se mueve en un entorno de cada vez mayor incertidumbre extrínseca: los mercados cambian tan rápidamente que, sencillamente, no sabemos cómo van a reaccionar a cualquiera de nuestras ideas.
  • En segundo lugar, porque necesitamos desesperadamente foco. Contamos con pocos recursos, a lo sumo un poco de dinero y 24h al día y son infinidad de cosas las que tenemos que hacer. Si cuando trabajábamos en la empresa o estudiábamos no éramos capaces de dar abasto con todo, ¿cómo vamos a ser capaces de aplicar todo nuestro foco y energía en lo que es más importante en cada momento?.
  • En tercer lugar, por las carencias que tenemos. Si venimos de la empresa y tenemos ya experiencia de gestión, nos vamos a encontrar que ahora tenemos que cubrir todas las áreas funcionales, aquellas que antes hacían otros compañeros y que conocemos sólo de refilón. Si no tenemos experiencia y acabamos de terminar de estudiar, las carencias son aún mayores. Por tanto tienes dos opciones: o aprendes y estudias, o ejecutas y te dejas guiar por el método.

¿En qué consiste el método?. Cuatro fases y diez pasos.

Primera fase: Entender

  1. En primer lugar hay que dedicar tiempo a entender porqué quiero hacerlo. Qué estoy dispuesto a arriesgar y que quiero alcanzar. En que valores o fundamentos me baso. Tenemos que dedicar un tiempo a fijar los límites del riesgo que asumiremos. Tanto financiero como emocional. Algo que desarrollamos en este artículo.
  2. En segundo lugar, en qué consiste la oportunidad. ¿Qué problema quiero resolver (que merezca la pena ser resuelto)?. ¿Qué entendimiento del mercado tengo?, ¿Cuán cercano o lejano está de mis contactos, pasiones o conocimientos?. ¿Cómo puedo simplificar esa oportunidad que suele aparecer difusa y grande?.
  3. En tercer lugar, describir cómo ganar dinero. Conceptualizar el modelo de negocio, lo que me va a dar las distintas opciones e hipótesis sobre las que ir trabajando en el resto del proceso.

Segunda fase: Diseñar

  1. A continuación debemos empezar a diseñar y probar las distintas opciones. Empezando por validar cada una de las partes críticas de nuestro modelo de negocio. Es un punto crítico al que tenemos que dedicar algo de tiempo porque normalmente asumimos presupuestos que nos van a lastrar el éxito posterior del proyecto. Tenemos que ser capaces de identificar y atacar cuanto antes las áreas de mayor riesgo.
  2. En quinto lugar, trabajaremos el enfoque del cliente. En punto nos vienen muy bien los conceptos y experiencias del marketing estratégico, pero nada sustituye a la interacción con distintos clientes. Tenemos que estar muy seguros que damos con algo por lo que están dispuestos a pagar.
  3. Es en este punto en el que nos centramos a conceptualizar, definir y testar nuestro producto o servicio. Y para alguien que se ha dejado persuadir por los valores y métodos del agilismo, no hay otra que trabajar desde la simplicidad, la iteración y la entrega del valor por el que se está dispuesto a pagar. Un ejercicio difícil.

Tercera fase: Ejecutar

  1. Como quien diseña una estrategia, el que crea una empresa tiene que ser capaz de identificar cómo está progresando y reconocer las alarmas que le permitan tomar decisiones de cambio. Por tanto, hay que prestar atención a las métricas e indicadores que serán fundamentales para acompañarnos en el camino inicial.
  2. Buscar pronto los primeros clientes. Vender es un arte, y muchos emprendedores lo dejan para el último minuto. Supongo que porque todos tenemos cierta vergüenza de pedir dinero a alguien con cara y ojos. Pero no olvidemos que si no hay cliente no hay empresa. Y si no se paga, no se es cliente. ¿Cómo vamos a vender?. ¿Cuál va a ser lo que los cursis llamamos go-to-market?

Cuarta fase: Iterar

  1. Cash is king, y más en un proyecto de emprendizaje. Me temo que no conduce a nada bajarse de internet una plantilla de “business plan” y dedicar cientos de horas a rellenar celdas de una hoja de cálculo para poder hablar de conceptos que casi ningún emprendedor entiende como “ROE” o “NPV”. Hay tres cosas críticas de las finanzas que trabajar: los flujos de caja, la estructura de costes y las previsiones de ventas.
  2. ¿Qué vas a hacer cuando todo falle?. Porque fallará. Al menos en la concepción inicial. Tendrás que revisar cuáles fueron tus hipótesis críticas, qué otras opciones dejaste por probar. Qué caso hiciste a tus métricas. Cuáles serán los siguientes pasos. No vale dejarlo a la ligera, tienes que tener un plan B. Vamos a iterar sobre los 10 pasos, constantemente. Hasta que hayamos validado la idea con el mercado. Hasta que tengamos una empresa “predecible”.

Si. Es un método iterativo. Porque por el camino vamos descubriendo errores y nuevas oportunidades. Porque no tenemos tiempo para ir desarrollando todas las opciones a fondo, ni siquiera investigarlas. Pero sobre todo, es un método que te entrena para el futuro. Porque la capacidad más importante que tienes que desarrollar para la supervivencia de tu proyecto a largo plazo es la capacidad de aprender, y de cambiar.

¿Y de qué opciones dispongo?

Pues si te lanzas a emprender como tantos otros, tienes que ir desarrollando nuevas habilidades a la vez que llevas a cabo el proyecto. Unas habilidades que puedes desarrollar por tres vías:

  • Por tu cuenta, dedicando tiempo y esfuerzo a preguntar, leer y observar. Siguiendo los mejores blogs, leyendo los mejores libros. Asistiendo a las mejores conferencias o preguntando a los mejores.
  • Conceptualizando tus ideas y evaluándolas. Consiguiendo una respuesta rápida que te permita iterar más ágilmente y detectar carencias u oportunidades. Nuevos enfoques. Buscando un espejo que te de la imagen de tu proyecto concreto en tu momento.
  • Caminando acompañado, como parte de un ecosistema emprendedor, con un mentor, o un socio que tenga experiencia y complemente tus carencias. Por un compinche a quien hacer partícipe de tus dudas, tus opciones o de tus carencias de conocimientos.

Tres opciones que hemos concretado en 10pasosparatuidea.com porque de verdad pensamos que la oportunidad de emprender está ahí. La de cambiar las cosas y desarrollar nuestras propias opciones. La de ayudarnos mutuamente.

Y tu, ¿qué opinas?.

14 de junio taller 10 pasos para tu idea por Santiago Rodriguez Llorent

Conoce más de Santiago Rodriguez Llorente

Strong innovative organizational leader with diversified expertise in people management and top line growth within the services and technology industries. More than 15 years of experience in the management and development of teams and people. Passionate about P&L Management, Marketing, Innovation and Cultural change in complex multinational environments. Doctorate in Physics. Executive MBA by ESADE. Fluent in English and Spanish.

 

¿Cuando tendrá lugar el taller?

El 14  de junio jueves 18:30 a 19:30

Justo antes tendrá lugar el taller de Ana María Llopis hablando sobre emprendimiento e innovación. Más info en esta post

¿Dónde se celebrará ?

En las instalaciones de Cink Emprende

Calle Cristobal Bordiú 55
Metro Nuevos Ministerios o Ríos Rosas

¿Qué hacer para asistir?

Por razones de limitación de aforo es necesario confirmar la asistencia enviando un email a la dirección de correo  info@cink-emprende.es