¿Has oído hablar alguna vez del coliving? Se trata de un nuevo ecosistema de trabajo colaborativo que ha surgido con fuerza en España. Al igual que tantas otras ideas innovadoras, los colivings se crearon inicialmente en Silicon Valley. No obstante, la idea inicial era la de ofrecer alojamiento a emprendedores de otros países, absorbidos por sus proyectos y sin suficiente dinero como para alquilar una casa.

Poco a poco, los nómadas digitales comenzaron a demandar más este tipo de espacios. Se trata de lugares de coworking, con habitaciones, cocina, aseos y comedor en los que sus habitantes pasan semanas o meses. El coliving fomenta las relaciones personales, entre las personas que viven en la casa con la posibilidad de colaborar en proyectos comunes. Después de algún tiempo, algunos vuelven a sus ciudades y otros alquilan un nuevo coliving en otra parte del mundo para continuar viajando.

En los últimos años, se ha avanzado un paso más con el nacimiento de una red de casas de coliving distribuidas por diferentes zonas de España como son: las Islas Canarias, Baleares,  la costa de levante y las zonas rurales gallegas. Te damos algunos ejemplos de esta nueva modalidad que se encuentra abriéndose paso en España.

  1. Hub Fuerteventura  situado en las Islas Canaria. Es un espacio para nómadas digitales, gente que viaja y trabaja con su ordenador. Un espacio de coworking a la orilla del mar, con tres plantas, dos dormitorios colectivos y dos habitaciones privadas que alojan a muchos de los que trabajan en sus oficinas. El objetivo es que los profesionales que pasan por allí convivan, compartan experiencias y se apunten a los cursos de surf que ofrecen.
  2. Bedndesk en Palma de Mallorca, se encuentra otro de estos espacios con la misma ideología que el anterior, ligado al concepto de sol y playa. Con habitaciones individuales donde los inquilinos comparten cocina, sala de estar, terraza y actividades que van desde charlas, a excursiones por la isla.
  3. Sun and Co otro espacio en la zona costera del levante es el coliving y coworking de Jávea. Formado por personas con ideas afines que comparten vida y espacio de trabajo, en una casa del siglo 19 situada en el centro de Jávea. Un enclave perfecto para  concentrarse y ser más productivo, mientras disfrutas del clima y conoces gente de todo el mundo.
  4. Sende se encuentra ubicado en una pequeña aldea de Ourense. Es un coworking rural con alojamiento, donde los coworkers pueden trabajar sin distracción y terminar su trabajo mientras disfrutan de la naturaleza.

Aunque vivir en un coliving no es barato, hay que tener en cuenta que la mayor parte de estos espacios se sitúan en ubicaciones privilegiadas, con buenas vistas y diferentes servicios. Una de las principales ventajas que te ofrece el coliving es conocer lugares diferentes sin necesidad de dejar de trabajar. ¿Te atreves a probarlos?

Fdo. Nadine Guerra