Task & Time ha dado una solución para que los profesores puedan ver en tiempo real la carga de deberes que tienen sus alumnos. Se trata de una de las empresas que están instaladas en nuestro coworking de Henri Dunant. Hemos hablado con su CEO, Luis Javier Álvarez. ¿Te gustaría conocer más sobre esta aplicación? Sigue leyendo…

 1. Task & Time ayuda a gestionar la carga de deberes de los alumnos, ¿cómo surgió la idea de crear esta app?,

Primero nace de mi propia experiencia de estudiante que siempre quería cumplir con todo lo que los profesores me mandaban. Horas y horas de trabajo en casa y la sensación de que algo fallaba: ¿Me planificaba mal? ¿Rendía poco? ¿O me estaban cargando con demasiadas tareas?

A esto hay que sumarle mi experiencia docente: hace siete años ayudé por las tardes a los alumnos sin hábito de estudio de mi propio colegio. Un primer paso era saber qué tenían que trabajar y en qué orden, así que me pasé un curso entero planificándoles individualmente. De ahí surgió la necesidad de construir un algoritmo que automatizara el proceso para hacerlo sostenible y de fundar la sociedad Task & Time, una startup centrada en Educación para impulsar el proyecto.

Por último, añadiría el día a día de profesor de Secundaria, donde tantas veces se siente la necesidad imperiosa de coordinarse en tiempo real con el resto de compañeros, cosa completamente inviable sin las TIC.

Así que esto fue lo que construimos: una aplicación web para coordinar al profesorado en tiempo real a la hora de poner deberes, de forma que puedan ver qué días y por cuánto tiempo tendría que trabajar un alumno que siempre cumpliera lo que le mandan, para evitar de este modo sobrecargarle.

2. ¿Nos explicas su funcionamiento?

La forma óptima de uso de la herramienta es en vivo, durante la clase: cuando el profesor quiera poner una tarea abrirá la aplicación en el navegador de su dispositivo, por ejemplo, el móvil.

El sistema ya sabe en qué clase se encuentra y basta con que seleccione la fecha de entrega e indique el tiempo estimado de duración de la tarea, para que en el acto el sistema le responda si el alumno está sobrecargado, qué días y por cuánto tiempo, con arreglo a los criterios del Claustro.

El profesor podrá reconsiderar su decisión o ignorar el aviso, ya que la causa de la sobrecarga no tiene por qué ser su tarea, sino que dependerá también del resto de compañeros. El profesor siempre podrá ver en qué medida es responsable de los desbordamientos y se ajusta a las decisiones del Claustro sobre deberes. Esta labor no le llevará más de 20 segundos, mientras se lo transmite a sus estudiantes.

Hay un usuario más, el coordinador, que podrá ver las causas de los desbordamientos en un panel de diagnóstico y valorar su importancia para invitar a la reflexión conjunta.

3. ¿Por qué es importante no sobrecargar al alumno de deberes?

Es un error pedagógico y un daño vital. Un estudiante sobrecargado está más cerca del desinterés, bajará su rendimiento, se maleducará en la realización mediocre de tareas o simplemente se acostumbrará a desentenderse de ellas. Cada cosa lleva su tiempo para realizarla bien. Si ese tiempo no se respeta, introducimos una contradicción en el proceso. Además, los alumnos y sus familias no pueden tener su tiempo secuestrado por la escuela. Necesitan otros espacios de la vida real, más allá de las aulas.

4. ¿Qué supone StudyTask para la innovación educativa?

Para bien (y también para mal), es una herramienta pionera de pedagogía tecnológica. Nunca antes se había puesto “artillería tan pesada” para el análisis en las manos de un profesor.

Es un potente ojo pedagógico que hace visible lo invisible, abriendo un canal de información que puede ser tratada de forma masiva en tiempo real, ofreciendo la posibilidad de medir la calidad pedagógica a gran escala, porque habla de la forma de enseñar de los docentes y de trabajar de los alumnos.

Creemos que puede contribuir definitivamente al difícil matrimonio entre informática y pedagogía. Por otro lado, es una herramienta para ayudar a los profesores a actuar colectivamente y a reflexionar sobre su práctica docente día a día.

5. ¿Esta app sirve solo para etapas escolar?

Sirve para toda actividad donde importe controlar el volumen de trabajo de una persona que recibe cargas de una o varias instancias.

En los estudios superiores la transparencia obliga a ser serios con el rendimiento. Cuando la universidad contabiliza los créditos por horas de trabajo del alumnado, es una “obligación moral” medirlo y una necesidad económica.

En el mundo de la empresa tendrá una gran utilidad si se analiza cuidadosamente cada ámbito particular de actividad para ajustar el algoritmo. Pero con extremo cuidado, no es una pura herramienta de control sino más bien de coaching para la mejora del método de trabajo.

6. Nos gustaría conoceros un poco más. ¿Quiénes formáis parte del equipo de trabajo?

Por un lado esta José María Guillén, ingeniero industrial y MBA por la universidad de Notre Dame, consultor y profesor en la EOI, al que siempre le han interesado los procesos que mejoran el aspecto más humano de las empresas. Conoce desde el principio mis inquietudes y me ayudó a darles forma con sus conocimientos y capacidad de análisis.

Por otro lado está Pere Casafont, nuestro joven CTO, proveniente del mundo de los videojuegos, a quien reclutamos por medio de TOPTAL para implementar en java el algoritmo y que se enamoró del proyecto (su madre es maestra retirada, quizá algo tira por ese lado).

Además está el inversor, Mario Aguado, CEO de Aguado Wind Services, que quizá por ser maestro de formación captó el potencial de la herramienta y apostó por el proyecto. Y por último yo, un profesor de religión, filosofía y tecnología, mitad ingeniero y mitad teólogo, quien disfruta creando soluciones a los problemas reales y llevándolas a la práctica.

7. Dicen que los comienzos siempre son difíciles, en vuestro caso ¿qué ha sido lo más complicado a la hora de poner en marcha esta empresa?

Encontrar el equipo y dar forma a un plan de negocio sobre un producto pionero, mientras continuábamos con nuestros trabajos habituales. Hemos estado años buscando un panel de socios adecuado para el reto, hasta que entendí que primero tenía que arrancar con mis medios y ya los encontraría por el camino. Y así fue

8. ¿Qué hitos destacaríais desde que comenzasteis la aventura de emprender?

Hay tres que me parecen fundamentales:

Primero la construcción de un prototipo que nos consiguiera la financiación. Luego pondría la validación del interés del mercado en los eventos, ferias (incluso el Bett de Londres), entrevistas con directores, redes sociales, la televisión … Hasta la Consejería de Educación de Madrid. Y como tercero añadiría la consolidación de un magnífico equipo de trabajo que aprende y se mueve rápido, ¡y con creatividad!

9. Task & Time se encuentra en el espacio de coworking de Cink Emprende ¿qué supone trabajar para vosotros en un espacio como éste?

Significa una magnífica oportunidad a un coste asumible para una startup. Mi compañero de enfrente es un estupendo experto de marketing y publicidad, mientras que las compañeras de al lado llevan años bregando con mis mismos clientes. Si quiero tengo consejo, apoyo y proveedores al alcance de la mano, en unas instalaciones excelentes. ¡Puedo aprender compartiendo!