Parece que fue ayer cuando entramos en la aceleradora de CINK, cuando presentamos nuestro pitch de 2 minutos para captar la atención del jurado y transmitir buenas sensaciones.

Apoyo y ánimo entre los proyectos, nunca más te sientes un bicho raro trabajando solo en casa, ¡tienes una familia emprendedora! A los tres días, ya instalados en la aceleradora, no nos imaginábamos lo que estaba por venir…
  • Visitas y reuniones de los más conocidos inversores y emprendedores del ámbito nacional e internacional.
  • Intercambio de conocimiento y experiencias que te permiten optimizar el tiempo de una forma brutal.
  • Sesiones de coaching de la mano de Raúl García para gestionarnos a nosotros mismos, no en vano nuestro activo más importante…
  • Y un sin fin de pequeñas y grandes cosas que valen su peso en oro.
Gracias a todo ello y al apoyo de Raúl del Pozo para llevar a nuestro proyecto al próximo nivel… ¡el pasado viernes 30 cambiamos nuestro nombre!
De EmpléateVerde nos hemos convertido en Enviroo. El nuevo Google del empleo verde. Somos un portal de empleo especializado en medio ambiente que permite a las empresas realizar procesos de selección de forma increíblemente eficiente y sostenible.
De vocación nacional hemos pasado a tener vocación internacional. De ser un pequeño proyecto en una habitación de casa a ser una semilla de algo mucho más grande. Ya somos varias personas comprometidas en hacer crecer el proyecto, cuando hace dos meses venía yo solo (agusvgamazo) con mi portátil.
Definitivamente, estar en CINK Emprende nos ha permitido perder el miedo a los inversores y las cifras grandes, perder el miedo a la velocidad y a hacer las cosas más rápido, pero sobretodo a darnos cuenta de que apoyándonos entre unos y otros podremos llegar mucho más alto.