Hoy os presentamos un proyecto llamado Biohope basado en aplicar la Biotecnología a la medicina. Isabel Portero es su CEO y fundadora, con una gran experiencia como Doctora en Medicina y Médico especialista en Medicina interna.  Su carrera profesional se desenvuelve tanto en el desarrollo de productos biotecnológicos con aplicación a la salud humana, como en el ámbito académico.

Biohope es uno de los proyectos que están incubados en la Aceleradora StartUps Alcobendas, puesta en marcha por el Ayuntamiento de Alcobendas. Allí está recibiendo un programa de aceleración siguiendo la metodología de Cink Emprende.

Hemos tenido la oportunidad de hablar con ella para que nos cuente desde cerca en qué consiste su proyecto y cuáles han sido las motivaciones que le han impulsado a poner en marcha esta idea de negocio.

1. ¿Cómo se te ocurrió la idea de poner en marcha Biohope?

Fue durante una entrevista para un puesto de Medical Scientist de Oncología en Basilea, en la central de Roche, hace unos años. Me di cuenta de que si escogía ese camino y me integraba en el mundo de la gran corporación farmacéutica, nunca tendría la oportunidad de sacar adelante una serie de ideas que había ido madurando en los años previos que trabajé de Directora Médica para una empresa de biotecnología. Hubiera sido también un buen camino, mucho más tranquilo sin duda, pero no era mi camino.

Yo quería tener la libertad de crear, de imaginar soluciones para los problemas de los pacientes y tener la oportunidad de desarrollarlas desde la misma base, desde el principio.

2. ¿Cuál es la principal motivación para crear un proyecto como Biohope en un entorno tan difícil como es el de la biomedicina?

Yo diría que es el deseo de hacer una contribución significativa para los pacientes. En mi caso es lo que más me motiva. Algo que realmente sea útil y puedas decir al cabo de unos años: “mira, esto verdaderamente ayuda a la gente y existe gracias a nuestro trabajo”.

La segunda motivación es montar un equipo en el que se cree una cultura de la ilusión por el trabajo, donde reine la sensatez, el entusiasmo, el mérito, el esfuerzo y la honradez. Parecen cosas muy obvias, pero esta combinación no es tan frecuente en los entornos laborales que he conocido.  Yo quiero trabajar en un entorno ilusionante y donde lo más importante dependa de lo que es capaz de llevar a cabo el equipo, no de pasilleos ni politiqueos con unos y otros.

3. ¿Qué es lo que más ha costado al arrancar el proyecto?

Lo más difícil fue conseguir que alguien te escuchara al principio del todo, es muy fácil descorazonarse. Sin embargo, si crees en lo que quieres hacer hay que ser persistente.Al cabo de un par de años conseguí la financiación de arranque (que siempre agradeceré) y pude iniciar los trabajos en una Universidad de Madrid.

Posteriormente decidimos crear esta empresa, BIOHOPE, porque he aprendido que el contexto en el que desarrollas los proyectos es fundamental para su desarrollo y nos ha parecido que el contexto empresarial es más adecuado para la fase actual del proyecto, tanto por razones de acceso a la financiación como por la libertad de trabajo.

4. ¿Qué hacías profesionalmente antes de decidir emprender?

Justo antes de decidir emprender estaba trabajando como médico del Servicio de Urgencias en el Hospital de Leganés y previamente había trabajado como Directora Médica en una empresa de Biotecnología y como Medical Unit Manager en Roche (España). El Hospital de Leganés es a donde fui para ganarme la vida cuando decidí no incorporarme a la central de Roche en Suiza. Parece una locura cambiar Basilea por Leganés, pero esta locura tuvo muchos beneficios para mí, aunque sin duda … ¡he dejado de ganar muchísimo dinero!.

En primer lugar, el trabajo como médico durante casi 4 años me permitió volver a encontrarme con la realidad de los pacientes y del sistema de salud. Fue una gran experiencia y conocí a gente fantástica allí. En segundo lugar, tuve la oportunidad de coordinar la investigación académica en el Servicio (que no existía previamente), entrar como profesora asociada en el Departamento de Medicina de la Complutense y sacar adelante varias Tesis Doctorales en un contexto a priori difícil, aún sigo dirigiendo varias de ellas. En tercer lugar y más importante (para lo que nos ocupa), pude madurar y desarrollar el proyecto BIOHOPE que hoy acaba de nacer como PYME de Biomedicina. En conjunto, todo ello grandes experiencias profesionales.

5. ¿Cómo nació el espíritu emprendedor en ti?

Por el amor a la libertad y tener desde pequeña mucha imaginación. Soy una enamorada de la libertad personal, la libertad de creación y desarrollo. Pienso que se debe confiar en la gente, en las personas y en los pueblos, porque hay mucho talento y muchas ganas de sacar cosas adelante a poco que se facilitan las cosas.

La imaginación, por otro lado, me lleva a visualizar futuros, es decir, cómo se podría encarar tal o cual dificultad o problema para resolverlo, o bien para darle la vuelta y convertirlo en un beneficio futuro. Y este tipo de planteamientos de verdad cambia el futuro. No es un proceso 100% controlable para nada, pero si imaginas y te pones a ello, puedes llegar a verte cumpliendo algunos sueños. Probablemente no exactamente como lo imaginabas en un principio, pero sí similar en lo fundamental.

6. ¿Con qué apoyo personal y profesional has contado?

El apoyo personal ha sido sobre todo de mis buenos amigos, que en todo momento me han manifestado que creían en mí, en que al final sería posible. Tengo que agradecer también muy sinceramente a Amalia Alemán, que es amiga mía, y está dentro del grupo FFF (Family, Fools, Friends) que me ha apoyando en todo momento para sacar este proyecto adelante.

En este momento, estoy recibiendo un gran apoyo en la aceleradora StartUp Alcobendas. El equipo que lo lleva es muy profesional, cercano y verdaderamente me está ofreciendo soluciones y contactos para las siguientes fases. Ahora lo principal, conseguir más financiación para el proyecto.

7.  El proyecto tiene tres líneas de actividad, ¿podrías explicarnos brevemente en qué se centra cada una de ellas?

La primera línea es de biomarcadores. Pretendemos identificar biomarcadores en sangre que identifiquen a pacientes trasplantados que han desarrollado una tolerancia inmunológica al órgano trasplantado y que por tanto no necesitan inmunosupresores (la medicación para controlar el rechazo al trasplante) o necesitan menos dosis

La segunda línea consiste en el desarrollo de medicamentos, probablemente dentro del campo de Terapias Avanzadas, para el desarrollo de inmunotolerancia. Es decir, inducir en los pacientes esa “falta de rechazo” al órgano trasplantado que ya sucede espontáneamente en alguno de ellos

La tercera línea es el desarrollo de un sistema in vitro para la selección de futuros medicamentos con actividad para tratar el rechazo crónico a los trasplantes y la inflamación crónica.

8. ¿Cuál es el valor diferencial de Biohope frente a su competencia?

Yo diría que son dos cosas:

Primero, todos los desarrollos se realizan desde la óptica de la medicina personalizada, es decir, se trata de desarrollar soluciones adaptadas a cada paciente en concreto. Partimos de identificar la situación del paciente con respecto a su órgano trasplantado desde el punto de vista inmunológico (biomarcadores), para sobre esa base desarrollar una solución terapéutica adaptada (terapia) utilizando como medio inicial de screening de estas futuras terapias un sistema barato y rápido que permita descartar las menos útiles (test in vitro)

Segundo, el trabajo desde el principio como un equipo muy cohesionado y enfocado en estos desarrollos. Las grandes corporaciones e instituciones ofrecen muchos medios pero también distracciones,porque los equipos integrados en ellas emplean mucho tiempo en alimentar su ecosistema particular con otra serie de cuestiones. Esta es una pequeña nave directa al objetivo sin más ni menos.

9. ¿Por qué decide emprender una científica como tú? ¿No es la ciencia un entorno un poco hostil para el emprendedor?

Ciertamente no es un entorno amigable a priori, pero por mi trabajo conozco muchos otros científicos que o han sido emprendedores o trabajan en startups de emprendimiento en biomedicina. Esto pienso que es una cuestión vocacional, de lo que una valora más. No hay una vida mejor que otra, pero los contextos de trabajo son muy distintos y se suelen tener preferencias. Emprender ofrece unos grados de libertad creativa muy altos que puedes no tener en otros contextos a menos que estés en puestos de cierto poder, al menos esta es mi experiencia. También es mucho más arriesgado y la responsabilidad que se siente es mayor. Eso hay quien no le gusta, a mi me da respeto pero no me asusta y al contrario, me parece estimulante.

10. Cink Emprende es la empresa que gestiona StartUp Alcobendas y que lleva a cabo el programa de aceleración de Startup Alcobendas, ¿podrías indicarnos qué te ha proporcionado la Aceleradora y cuál ha sido tu experiencia?

Mi experiencia en la aceleradora es muy buena, sinceramente. Como decía antes, el equipo que lo lleva es muy profesional, cercano y verdaderamente me está ofreciendo soluciones y contactos para las siguientes fases. En la aceleradora este proyecto que salía de la academia en una situación “difusa”, sin tener claro si debía entrar en una institución de investigación pública o convertirse en empresa, ha nacido de nuevo como empresa de biomedicina, lo cual me parece un gran paso. 7

En la aceleradora nos han ofrecido varios talleres con gente experta en temas críticos para alguien que está montando una empresa desde cero. También me han puesto en contacto con profesionales importantes en esta labor, como un abogado experto en proyectos tecnológicos, un gestor que conoce las empresas de I+D, etc.

Finalmente, en lo que estamos ahora es en montar el plan de negocio y conseguir más inversores, que son fundamentales para arrancar con éxito este año.