Tuve la suerte de poder escuchar, hace un tiempo, las reflexiones de Manuel López Donaire, Consejero Delegado de Delaviuda, gran empresa que está en tercera generación y que da empleo a más de 800 personas entre España y Francia. Hablaba de las claves para el crecimiento de una empresa.

Las claves de una empresa competitiva no son solamente la “innovación”. Poner en marcha una idea empresarial innovadora va a ayudar enormemente a que tu empresa triunfe en el mercado, pero cuando estás jugando en 1ª división vas a tener que hacer uso de otras herramientas si quieres crecer pero, sobre todo, si quieres permanecer…

Hasta hace algún tiempo, las empresas competían por precio o por diferenciación, ahora tenemos un reto más complejo: las empresas compiten por precio Y por diferenciación.

  1. PRECIO. Obviamente es una de las variables más importantes a la hora de hacer que nuestra empresa sea competitiva, pero en las variables que conforman el precio de nuestro producto o servicio vamos a tener que contemplar varios factores que van a influir mucho en él.

Por un lado, conocer dónde está ubicada nuestra empresa, parece una obviedad, pero dependiendo del país tendremos diferente coste del empleo… No hay que bajar sueldos, si no utilizar fórmulas que nos permitan hacer las horas más productivas, utilizar nuevas fórmulas de contratación, o realizar una buena estrategia de precio, Emilio Martínez nos habla de ello aquí.

  1. FINANCIACIÓN. El precio de nuestra financiación es un factor de coste que implica que en el precio del producto haya una diferencia de más o menos un 5%. Completamente de acuerdo.

Existen herramientas que te van a permitir controlar tu plan financiero en el que se incluye el coste de la financiación, Miguel Ruiz, COO de Cink Emprende, habla de ello en este post. Por otro lado, además de las fórmulas tradicionales y si tu empresa te lo permite, puedes acudir a vías alternativas, como explica Raúl del Pozo, CEO de Cink Emprende, en este artículo.

  1. COSTE DE LA ENERGÍA. Esta variable es más importante en empresas de gran producción, pero no está de más tenerlo en cuenta. La diferencia de coste de la energía en España respecto a otros países está en torno a medio millón de euros.

En el coste de la energía no se puede intervenir. Lo que es importante que tengas en cuenta es cómo va influir este coste en el producto. Por tanto, si el coste se dispara será necesario plantear si es necesario que yo produzca, y si es inevitable, establecer una estrategia en la que  el consumo de energía sea eficiente.

  1. IMPUESTOS. Sirven para financiar al estado, son necesario para hacerlo eficiente, debes tener en cuenta que son unas obligaciones que no puedes eludir y que van a redundar en tu beneficio. Pero esto te puede traer problemas de liquidez…

Ante la falta de acceso al crédito bancario el aplazamiento o fraccionamiento de las deudas y pagos a Hacienda puede ser una manera bastante más asequible de conseguir financiación, en este caso de la Administración. Todos los autónomos pueden solicitar el aplazamiento de sus pagos a Hacienda, tanto los que tributan como personas físicas en el IRPF como las sociedades que tributan por el impuesto de sociedades. En principio casi todos los impuestos y deudas con Hacienda son financiables mediante las operaciones de fraccionamiento o aplazamiento, desde las liquidaciones trimestrales por IRPF o IVA a las anuales e incluso deudas anteriores que podamos tener con Hacienda. Entre los impuestos que no se pueden aplazar destaca el pago de las retenciones de los trabajadores y profesionales.

El aplazamiento de pago de impuestos puede solicitarse, prácticamente en cualquier momento, desde que se inicia el periodo voluntario de pago de un impuesto hasta su fecha de vencimiento e incluso después, una vez iniciado el periodo ejecutivo en caso de no haber podido pagar a tiempo. Ahora bien, esta posibilidad finaliza si se ha iniciado el procedimiento de embargo de bienes. En esos casos será necesaria una negociación especial.

Se puede solicitar de forma presencial en las oficinas de la Agencia Tributaria o por vía telemática a través de la página web de la Agencia Tributaria . Será necesario presentar una solicitud para cada impuesto pendiente de pago en la que se especifique el importe de la deuda y una propuesta de calendario de pagos. Por supuesto, esto no es gratis. El tipo de interés legal del dinero vigente para el año 2016 ha quedado fijado en el 3%, mientras que el tipo de interés de demora se ha fijado en el 3,75%.  En el caso de ofrecer aval, el interés aplicable es el del interés legal del dinero. Si la moratoria se solicita sin garantías, se aplica el interés de demora. El porcentaje se aplicará, además, sobre el total de la deuda que se quiere aplazar.

  1. REDUCCIÓN DE MARGENES. ¿Pero cómo conseguimos esto? A través de la concentración empresarial. En España nos cuesta mucho cambiar el concepto del YO por el NOSOTROS. La cooperación empresarial se configura como clave para el crecimiento porque nos va a permitir bajar costes.

Estar ubicado en un ecosistema emprendedor puede ayudarte mucho, coworking, vivero de empresas, etc. hacen que tengas información, formación y cooperación.  Cuando trabajas con emprendedores te das cuenta que, en la mayoría de los casos, el acceso a un coworking o a un vivero está marcado por encontrar una ubicación asequible. La realidad cuando ya están ubicados es que los servicios «adicionales» aparte del espacio y que están incluidos en el precio, son impagables: conocer convocatorias de ayudas en el momento en que se publican, acceso a asesoramiento, estar compartiendo un espacio con otros proyectos emprendedores con los que compartes tus penas y tus alegrías, que te entienden y te ayudan porque han pasado por la misma situación, acceso a financiación privada y un largo etc. son algunas de las ventajas que tiene estar ubicado en un coworking como Cink Emprende, aquí puedes ver todos los servicios que ofrecemos en nuestros dos espacios de coworking.  Además, puedes conocer la opinión de otros emprendedores en este vídeo.

  1. INNOVACIÓN: Completamente necesaria. Imprescindible. La innovación debe contemplarse desde varios puntos de vista. Es importante “el valor percibido” de esa innovación que debe ser superior al precio que está dispuesto a pagar el consumidor. ¿Qué quiere decir esto? Si la innovación introducida no aporta valor al producto o servicio a los ojos del consumidor, el esfuerzo será en vano. La innovación ha de ser sostenible hasta que se amortice la inversión realizada. Y por último, la innovación puede ser emocional, ese valor añadido que surge de ti, es algo que no te van a poder copiar y que te ofrece credibilidad ante tu cliente.

La competitividad de la empresa es el resultado de alinear estos factores y como consejo propio, ¡que la inspiración te pille trabajando!

Fdo. Elena Lapole (@ElenaLapole)