En Cink retomamos la semana pasada nuestros talleres para emprendedores. Comenzamos el jueves pasado con un taller sobre aspectos jurídicos y pacto de socios impartido por Gonzalo de Ulloa, de U&Law y seguimos ayer mismo con un taller sobre financiación pública, a cargo de Miguel Ruiz, de Cink.

La semana pasada, tuvimos ocasión de aprender muchas cosas sobre los aspectos jurídicos que debemos tener en cuenta a la hora de crear una empresa.

Descubrimos diferencias entre ser autónomo o constituir una empresa con socios y otros temas relacionados con las obligaciones que se derivan, los tipos de responsabilidad que se diferencian entre socios y administradores, y sobre todo qué tipos de pactos existen y qué clausulas se pueden incluir en algunos de esos pactos a la hora de constituirnos como empresa.

¿Sabrías decir quién tiene el control y quién se ocupa de la administración? ¿Sabes algo de cláusulas de venta? ¿Sabes las diferencias que existen entre lo que son los estatutos y otros contratos privados entre socios y qué puede regular cada uno? Si lo sabes está claro que no habrías necesitado asistir a un taller como el que tuvimos en Cink, pero si no lo sabes, estamos seguros de que te hubiera encantado venir.

Respuestas a eso y a otras cosas básicas como cuándo presentar las cuentas o qué documentos o definiciones son obligatorios y cuáles opcionales, aproximaciones a algunas clausulas de venta y otros asuntos igualmente interesantes son las que consiguieron nuestros componentes de la 3ª generación de la aceleradora y algunos coworkers de Cink interesados.

Cierto es que existen demasiados conceptos y demasiada información en la que no dio tiempo a profundizar durante nuestro taller. Todos los asistentes se quedaron con ganas de más y nuestro ponente dispuesto a ampliar la información. Pero antes de repetir taller, tenemos otros en los que nuestros afortunados asistentes podrán informarse de otros temas igualmente interesantes y necesarios para cualquier emprendedor.

He aquí una de las ventajas de ganar nuestra convocatoria de aceleradora social, pero no es la única forma de conseguir una oportunidad así. Como hemos dicho, también los integrantes de nuestro espacio coworking tienen acceso libre a estos eventos y estamos encantados de que participen.

Este no es el único apoyo que se les da a los emprendedores durante su proceso de aceleración, pero es una actividad que nos parece muy interesante. De aquí no solo se resuelven dudas, también pueden surgir ideas, soluciones nuevas que no habrían pasado por la mente del emprendedor porque desconocía las posibilidades, y además se crean contactos.

Nuestros talleres tienen aforo limitado, pero tienen una razón de ser. Se obtienen las ventajas clave del coworking aplicado a la aceleración. Todos los participantes trabajan en un espacio común. No sólo se aprende sobre la temática, sino que también se obtiene información sobre quién controla más de cada tema entre esas personas que ves prácticamente todos los días y te facilita saber a quién puedes recurrir si necesitas ayuda con tu proyecto, favoreciendo sinergias, intercambios y mejoras.

¿Qué más se puede pedir?