El mentoring una práctica que se realiza desde hace siglos, como comentábamos en un post hace unos días ,  está basado en la transferencia de conocimiento del mentor al mentorizado a través de sesiones de trabajo donde, desde el principio, la clave pasa por identificar los objetivos a obtener durante el programa de mentoring.

La relación entre el mentor y el emprendedor o mentorizado no estaba basada en simples conversaciones donde se ofrecen consejos. Para conseguir un trabajo de éxito debe generarse una relación personal, cercana y de confianza entre ambas partes.

Si eres emprendedor y quieres acelerar tu Startup, recurrir a la ayuda de un mentor puede ofrecerte grandes avances en tu proyecto. 

El mentoring no es una tarea sencilla y como emprendedor debes tener en cuenta algunos aspectos a la hora de contratar o seleccionar un programa de mentoring:

1. Busca un mentor experimentado en el área en el que necesitas apoyo, mejor que no sea cercano o amigo, y con el que identifiques tus valores. La honestidad, compromiso y rigurosidad pueden ser aliados de alto valor.

2. Debes, como emprendedor, tener muy claro los objetivos a conseguir con tu mentoring y seleccionar tu mentor en base a sus competencias. Si tus objetivos no están claros, el programa de mentoring no será útil.

3. Es aconsejable que el mentor que selecciones haya sido emprendedor de lo contrario casar la teoría de un profesor o formador con la realidad de tu empresa o Startup será mas complejo.

4. Otra recomendación es comprobar si el mentor ha realizado mentoring previamente con otros emprendedores y si es posible poder contrastar las experiencias previas. Un buen mentor no debería oponerse a facilitarte el contacto de emprendedores mentorizados por él previamente.

Conversación Informal Cink

 5. Por bueno que pueda parecer un mentor,  si por el motivo que sea no se tiene “feeling”, las  probabilidades de éxito en el programa de mentoring se reducen.

El compromiso, rigurosidad y seriedad del emprendedor a la hora de trabajar con el mentor son la base imprescindible para poder conseguir tus objetivos. Si como emprendedor no te comprometes a trabajar y analizar las sugerencias recibidas de tu mentor, el gran perjudicado serás tú.

El mentor NO HACE MAGIA, todo depende de ti, pero si sabes EXPRIMIR su conocimiento estarás mas cerca de convertirte en un emprendedor de éxito.