Como ya hemos comentado en otro post sobre las diferencias entre el domicilio social y fiscal, si eres autónomo no tienes la obligación de contar con este servicio. Sin embargo, es importante para proyectar una buena imagen, mucho más profesional y para proteger tu privacidad, sin tener que operar con la dirección personal de residencia. Estas son algunas de las ventajas de contratar un domicilio social si eres autónomo.

¿Por qué domiciliar tu actividad?

Cuando decides darte de alta como autónomo, al cumplimentar el modelo 036, es necesario indicar dónde queremos que esté nuestra dirección fiscal. Lo primero que se nos viene a la mente, es optar por el domicilio de nuestra vivienda habitual. Lo ideal antes de tomar esta decisión, sería pensar en todas las gestiones que conllevan el uso de esta, y tener en cuenta que existen otras opciones que pueden beneficiarte, como lo es el caso de la oficina virtual.

Son muchos los factores que debes tener en cuenta al momento de compartir una información tan personal como la dirección de residencia.

Aunque tenemos en cuenta que el domicilio social es una información de carácter público, y que implica solo a las sociedades, debemos considerar que los autónomos, si bien disponen solo del domicilio fiscal y que este suele ser de carácter privado, es totalmente recomendable que dispongan de un lugar distinto al de su domicilio particular.

A continuación te mencionamos algunos de los beneficios que podrás disfrutar al contar con una dirección profesional:

  • Salvaguardar tu privacidad: No olvides que la dirección fiscal de tu empresa es la que se reflejará en tus facturas. Además, será dónde recibas tus notificaciones, y posiblemente puedan tener acceso ella tus clientes, proveedores y colaboradores. No es muy recomendable usar tu domicilio. Nadie tiene por qué saber el lugar en el que vives, aunque trabajes desde casa; no es necesario que tus clientes estén al tanto de ello. Esto conllevará la mezcla de tus actividades profesionales con tu vida personal.

  • Transmite una imagen profesional: ¿Cuántas veces hemos recurrido a Google Maps para buscar una dirección? Y más aún si es la de una empresa a la que queremos contactar. Proporcionará una mejor imagen la dirección en un espacio de coworking que la de tu casa. Ya que estos espacios están ubicados en zonas relevantes a nivel empresarial y están espacialmente diseñados para labores profesionales.

Disponer de un domicilio social en una zona de prestigio con un espacio que transmita profesionalidad, es una excelente alternativa para usar en tus tarjetas e impresos, newsletter o página web.

  • Secretaría y atención al cliente: La recepción de correspondencia está garantizada con el uso de la oficina virtual, debido a que en estos espacios cuentan con una persona que estará disponible siempre para recibirla.

Además, si lo permites, las notificaciones importantes que puedas recibir serán gestionadas de forma oportuna, y estarás al tanto de su recepción de forma inmediata.

  • Servicios complementarios: Al usar la oficina virtual en un espacio de trabajo, podrías complementar ese servicio, por ejemplo, con el uso de salas de reuniones. Y así, de está manera tendrás una congruencia con tus clientes y proveedores, ya que usarías la dirección no sólo como tu domicilio social sino además, será el punto de encuentro que asegurará la profesionalidad de tu actividad y dejará a un lado la informalidad, incomodidad e inexperiencia que comunicas al recibir a tus potenciales clientes en una cafetería o en tu residencia.

  • Costes: Los costes que implican la contratación del servicio de domicilio social son sumamente bajos frente a los múltiples beneficios que te proporciona este servicio. Sabemos que la imagen profesional; la comodidad de poder recibir tu correspondencia aunque no estés físicamente en el lugar, y tu seguridad son importantes para el desempeño y el buen funcionamiento de tu negocio.

Servicio de oficina virtual en Cink Coworking

Desde Cink Coworking te ofrecemos la opción de domiciliar tu empresa en cualquiera de nuestros 4 espacios de coworking en Madrid, ubicados en zonas relevantes a nivel empresarial.

El servicio incluye recepción de correspondencia con notificación inmediata, escaneo de documentos, el uso de nuestra dirección como domicilio social y fiscal, o en tus tarjetas, impresos y web.

Además, puedes optar por servicios complementarios como nuestras salas de reuniones para tener un encuentro ameno en un lugar perfecto para labores empresariales.

Usar la dirección de un centro de negocios es una gran opción para nuevos autónomos. Ya que quizás al iniciar, no contamos con los recursos para poder disfrutar de un espacio físico, pero es una excelente opción para comenzar con buen pie y darle una imagen impecable a nuestro negocio, además de facilitar las gestiones de nuestro día a día, pudiendo disfrutar de diferentes servicios y recursos equivalentes a los de una oficina física.

Si tienes alguna pregunta sobre el servicio, no dudes en dejarla en los comentarios.