¿Alguna vez has necesitado un intérprete y no lo has conseguido? Voze es una app para teléfonos móviles que permite al usuario acceder a un intérprete telefónico desde cualquier lugar del mundo. Esta startup ha creado una solución rápida, fácil  y muy asequible a los problemas de comunicación entre personas que hablan diferentes idiomas.

Las fundadoras de esta app nos cuentan cómo funciona y los servicios que ofrecen a los usuarios.

Voze rompe las barreras de los idiomas ¿Cómo surge esta idea de negocio?

En nuestra experiencia como traductoras e intérpretes, hemos comprobado que existen muchas barreras en la comunicación entre personas de lengua y cultura distintas. Por ejemplo: entre inmigrantes y personal de los servicios públicos; turistas en España y turistas españoles en el extranjero; en negocios internacionales, etc. Por ello,  decidimos crear una app que permite resolver estos problemas de comunicación de forma rápida, sencilla, eficaz y accesible a todo el mundo.

¿Cuál es vuestro modelo de negocio?

Por un lado nos dirigimos al usuario particular, que se descarga la app y compra crédito en minutos de interpretación que usa cuando necesite. Mediante compra integrada con cargo a su factura telefónica, el usuario dispone de un intérprete durante los minutos que necesite.

Sin embargo, nuestro modelo de negocio se centra principalmente en la prestación del servicio de traducción e interpretación a empresas del sector asegurador, turístico, renting y de asistencia en viaje.

También nos dirigimos a servicios públicos de municipios turísticos o con un elevado porcentaje de población extranjera. Les ofrecemos planes anuales, que incluyen el servicio de interpretación, la adaptación de interfaces de la app, la formación específica de los intérpretes en cada uno de los sectores y un reporting mensual detallado.

Actualmente, un usuario puede disponer de intérprete hasta en 10 idiomas ¿Cómo funciona vuestra app?

Voze es muy sencilla de utilizar. El usuario descarga e instala la aplicación, selecciona el idioma en el que necesita el intérprete y realiza una llamada, telefónica o por Voip. En unos segundos, tiene a un intérprete profesional en línea para traducir en tiempo real todo lo que quiera decir.

¿Por qué un usuario debe elegir Voze para contar con un intérprete?

Porque no tiene que buscar al intérprete sino que el intérprete ya viaja con el usuario en su smartphone. En casos de emergencia, es la solución más rápida y económica para el usuario, funciona a nivel internacional y, frente a traductores automáticos, con Voze la calidad del servicio está garantizada por un equipo de profesionales lingüísticos especializados en interpretación telefónica.

¿Podéis contarnos quién forma el equipo profesional de Voze?

equipoCon más de 10 años de experiencia conjunta en el campo de la traducción e interpretación, el equipo de Voze está formado por Adriana Jaime, responsable de relaciones institucionales y del desarrollo del negocio y por Gloria Muros, que se encarga del desarrollo del producto y del departamento de traducción. Por supuesto, Voze cuenta con un equipo de intérpretes freelance especializados en servicios públicos que prestan el servicio de interpretación telefónica.

¿Qué apoyos habéis necesitado para poner en marcha vuestro proyecto?

Hemos necesitado el asesoramiento de expertos en marketing, contabilidad y creación de empresas para definir el modelo de negocio y establecer nuestra estrategia de marketing. Por supuesto, ha sido esencial el apoyo del equipo técnico que ha desarrollado la aplicación y que siguen encargándose del mantenimiento técnico y de implementar las mejoras necesarias en la app. Además hemos contado con el apoyo de la Universidad de Alcalá, con la que tenemos un acuerdo de colaboración para investigación y para acoger alumnos de máster en prácticas. Actualmente, seguimos en búsqueda de financiación para el lanzamiento de la versión comercial.

La Universidad Europea, a través de HUB Emprende, ha sido clave en el avance y definición del proyecto.

¿Cuáles han sido los hitos de Voze desde su puesta en marcha?

En noviembre de 2014, Voze éramos dos personas y una idea. Hoy podemos decir que somos un equipo de 30 profesionales, hemos hecho una inversión de 20.000€, conseguido unas 1000 descargas sin marketing. Cuatro centros de salud  implementaron la beta con éxito, hemos abierto oficina en Madrid centro, hay varias multinacionales interesadas en Voze y ya estamos negociando con una de ellas.

Además, hemos participado en un congreso internacional sobre traducción y nuevas tecnologías en la Universidad de la Sorbona y hace un par de semanas, presentamos VOZE y los resultados de la beta en la Dirección General de Traducción de la Comisión Europea en Bruselas.

¿Qué supuso para vosotras estar en la Aceleradora HUB Emprende? ¿qué os ha aportado?

Nuestro paso por HUB Emprende ha sido decisivo, ya que hemos redefinido el modelo de negocio, rediseñado la app y hemos lanzado el mínimo producto viable. Además, adquirimos valiosos conocimientos en las distintas áreas de una empresa y en nuevas metodologías de trabajo. La oportunidad de compartir un espacio de trabajo con otros emprendedores fue muy enriquecedora y nos permitió conocer al equipo de desarrolladores de Voze.

¿Cuáles son vuestros objetivos para el próximo año?

El próximo año pretendemos tener la versión comercial de Voze funcionando con éxito en España y cerrar el primer contrato a nivel europeo. Por otro lado, queremos implementar la videoconferencia para ofrecer el servicio de interpretación en lengua de signos y ayudar así a la integración de la comunidad sorda.

Fdo. Mar Saavedra (@MarSaavedra_)