Ciberseguridad Coworking

Ciberseguridad y Coworking

Ya nadie duda del cambio en las dinámicas de trabajo que se han producido en los últimos tiempos. Cada vez son menos las empresas cuyos trabajadores tienen que ir todos los días a la oficina y cada vez existen más alternativas a la oficina tradicional. Cafeterías, aeropuertos y estaciones, centros comerciales y, sobre todo, espacios de coworking han proliferado exponencialmente como la opción flexible por excelencia para todos aquellos que no tienen que ir diariamente a su oficina. Pero, ¿qué pasa con la ciberseguridad fuera del entorno de la empresa?

Y es que, la Ciberseguridad se ha convertido en una auténtica preocupación para las compañías. Según palabras de un alto directivo de Kaspersky, la multinacional dedicada a la seguridad informática, “La pandemia ha impulsado de forma exponencial el uso de la tecnología, lo que hace que cada vez más personas, y durante más tiempo, estén expuestas no solo a sus ventajas, sino también a los peligros presentes en la red, debido a la escasa formación en ciberseguridad”.

Si hablamos de datos, nos encontramos con que, durante los últimos 12 meses, se han registrado en España más de 223 mil delitos de estafas informáticas que afectan notablemente a la ciberseguridad de las empresas españolas. Estas violaciones de la seguridad online se producen desde cuando utilizamos plataformas de comercio online no seguro, a cuando realizamos operaciones en la banca virtual o a cuando pinchamos en determinados enlaces que recibimos por WhatsApp o correo electrónico. Por tanto, todas estas acciones pueden poner en peligro tanto nuestros equipos como la información almacenada en los mismos.

Ciberseguridad en los coworkings

Como hemos comentado en otros artículos los espacios de coworking se presentan como espacios de referencia para trabajar fuera de casa o fuera de la propia oficina. Son espacios de trabajo flexibles, compartidos, donde se reúnen teletrabajadores de diferentes empresas o autónomos. Por tanto, son la opción más viable para las empresas que buscan flexibilidad para sus empleados.

Sin embargo, una de las propuestas fundamentales con la que debe cumplir un espacio de coworking es asegurar a sus alojados que se mantiene la privacidad de la información y que sus conexiones están tan protegidas como si estuvieran en las oficinas de sus compañías y mucho más protegidas que si estuvieran teletrabajando desde sus hogares u otros espacios flexibles. Por compararlo con otras alternativas, es increíblemente sencillo acceder a los datos de otros ordenadores cuando se comparte internet en una cafetería o en un aeropuerto.

Los coworkings dedican cada vez una mayor cantidad de recursos para mejorar la ciberseguridad.

En Cink Coworking, por ejemplo, disponemos de una red cerrada del exterior al interior, es decir al no tener puertos abiertos, prácticamente se imposibilitan los ataques informáticos. Otra posibilidad que ofrecemos es la de que el cliente ponga su propia red de internet y firewall, para aquellas empresas que buscan un extra de seguridad adicional.

Además, en nuestros espacios disponemos de redes wifi con seguridad alta, conexiones distintas, con firewalls diferentes y sectorizadas, de forma que podemos aislar una parte de la red en caso de que recibamos un ataque sobre ella, manteniendo las otras redes en perfectas condiciones de ciberseguridad. Gracias a ello, muchos trabajadores eligen nuestras localizaciones ya que les transmitimos los estándares de seguridad que requiere el tratamiento de ciertos datos de la empresa.

Teletrabajo: el ‘talón de Aquiles’ la ciberseguridad de las empresas

Y es que, el auge del teletrabajo también ha contribuido a que los datos de las empresas estén más expuestos, no solo por donde trabajar (que ya lo hemos comentado), sino por cómo hacerlo. Según los expertos, muchos empleados trabajan desde casa con dispositivos que no cuentan con los programas de protección adecuados para el manejo de información confidencial.

Es por ello, que es clave, mantener una serie de medidas para extremar la ciberseguridad cuando trabajamos fuera de la oficina:

– No descargar archivos adjuntos de correos electrónicos desconocidos.

– Comprobar que los hipervínculos son seguros antes de abrir los enlaces.

– No introducir datos personales en webs de dudosa confianza o que no cuentan con los certificados mínimos de seguridad

– Contar con productos de ciberseguridad permitan detectar posibles amenazas, como antivirus.

– Por parte de las empresas, cada vez es más importante proporcionar formación básica en materia de ciberseguridad a sus trabajadores.

Siguiendo estos breves consejos y trabajando desde un sitio donde la red sea segura (como nuestros espacios de Coworking) podemos evitar muchos problemas para la seguridad de nuestros datos y los de la empresa para la que trabajemos.

Comparte este artículo

Deja un comentario

uno × 5 =