Las nuevas tendencias del mercado en la industria de las oficinas cada vez llaman más la atención de emprendedores, CEO‘s y compañías. Cuando se toma la decisión de iniciar un negocio, probablemente una de las primeras preguntas que se cruza por nuestra mente es dónde desarrollarlo. Es decir; cuál será ese espacio físico de la empresa dónde se llevarán a cabo las actividades diarias.

Las oficinas tradicionales mantienen un boceto donde las ideas de innovación son específicas, adaptándose únicamente a una idea de desarrollo profesional. Muchas de estas no disponen de espacios para el descanso y el trabajo en equipo, siendo las anteriormente mencionadas unas de las principales razones que dan pie a la evaluación de la sustitución de la oficina tradicional.

Para un emprendedor quizás sea mucho más fácil tomar la decisión de inclinarse por un centro de negocios para establecer su espacio de trabajo. Pero, ¿qué pasa con las empresas y compañías que están un poco más consolidadas?

Para los CEO’s son muchas las inquietudes que los embargan al plantearse la posibilidad de dejar una oficina tradicional para cambiarse a un centro de negocios. Bien sea porque su meta es abaratar costes o por el simple hecho de pertenecer a nuevo ecosistema que aporte valor a tu negocio y equipo.

Éstas, son las preguntas más frecuentes de un CEO para evaluar el cambio de un espacio de trabajo 

¿Qué me aporta a nivel de gestión un centro de coworking?

  • Comodidad y tranquilidad: Estos espacios te permitirán estar más cómodo y tranquilo por la posibilidad que tienen de simplificar gestiones, ya que ellos se encargan de todo. No tendrás que contratar a un personal de mantenimiento si ocurre algún daño en las instalaciones, ni tampoco estar pendiente de la limpieza o los suministros. En el alquiler del espacio están incluidos todos los gastos para la correcta operatividad de tu negocio, esto te ayudará mucho a la hora de desempeñar tus labores diarias, ya que no tendrás que preocuparte de nada más que no sea tu empresa.

 

  • Estabilidad y adaptabilidad: Hay circunstancias que determinan cambios en nuestra empresa. Bien sea si necesitamos ampliar personal o reducirlo, en un espacio de coworking siempre contarás con la opción de moverte dentro del mismo centro, pero ajustando siempre el lugar a las necesidades de la empresa sin tener que cambiar de ubicación geográfica. Esto también supone un gran ahorro frente a la oficina tradicional, donde tienes un importe de pago fijo que no es flexible ni adaptable a tu empresa.

 

  • Servicios complementarios: Estos espacios también ofrecen un plus a las empresas. Ya que, disponen de diversas locaciones que puedes usar en el caso de llevar a cabo un evento o una reunión importante sin la necesidad de salir de tu zona de confort. También puedes hacer uso del servicio de escaneo, fotocopiado e impresión sin necesidad de adquirir una impresora propia para tu empresa. Si quieres ampliar a una nueva sede, puedes contratar el servicio de domicilio social, en fin. Los beneficios, son muchos.

¿El coworking es realmente un ahorro para mi empresa? 

Totalmente. Al estar en un espacio compartido, los gastos de suministros no son los mismos a los de una oficina tradicional propia. Por otra parte, no tendrás la necesidad de realizar una inversión en mobiliario (a menos que lo desees). Estos espacios te proporcionan lo necesario para instalarte y poner en marcha tu empresa. Con el simple hecho de contar con una única factura mensual, podrás mantener tu presupuesto y librarte de cualquier gasto inesperado.

Por otra parte, podrás garantizarle a tu negocio una ubicación de prestigio. Sabemos que comprar o alquilar por cuenta propia una oficina en una zona relevante, supone un incremento considerable que repercute directamente en nuestro presupuesto. Además, te has preguntado: ¿cuánto tiempo gastarías en buscar una oficina, todo el trámite que su pone su compra o alquiler, hasta el punto de tenerla acondicionada por completo para empezar nuevamente con tu actividad?

¿Qué le aporta a mi equipo? 

Las necesidades empresariales, pero sobre todo las necesidades de tu equipo pueden cambiar, algunos necesitarán espacios tranquilos por un par de horas para nutrirse de inspiración, otros necesitarán estar en contacto con otras personas. Pero sea lo que sea que demanden tus trabajadores estarán más cómodos y a gusto en un espacio de coworking, ya que estos les dan la opción de disfrutar no solo de un ambiente colaborativo y agradable, sino que además contarán con zonas de descanso, cafetería, salas y todos los espacios necesarios que ayudan a optimar el bienestar y la salud de los trabajadores.

El coworking despierta el interés por mejorar e innovar 

Si has llegado a este punto es porque hasta ahora has caído en cuenta de todo el beneficio de este tipo de espacios tanto a ti como para tu negocio. Estos lugares son la solución perfectamente adaptable para cualquier empresa y profesional, son la opción que poco a poco va revolucionando el mundo laboral y transformando la cultura empresarial.

Para muchos el concepto de oficina tradicional ya es obsoleto y se encuentra en vías de extinción, ya que no es posible competir con los beneficios de alojarse en un coworking.

Esta opción de alojamiento empresarial es un tipo de inversión que con seguridad será favorable, ya que el poder disponer de un espacio que sea asequible, adaptable y además de entorno agradable para tu equipo te garantizará un resultado positivo en tu negocio a corto, mediano o largo plazo.

Y si estás pensando en cambiarte a un espacio de trabajo flexible, no dudes en contactarnos y visitar cualquiera de nuestros espacios de coworking en Madrid. Desde Cink Coworking nos encontramos trabajando cada día para ofrecer lo mejor a los alojados que forman parte nuestra gran comunidad. También nos encanta orientar, atender y ofrecer opciones a todas esas empresas y emprendedores que aún no disfrutan los beneficios de un espacio de trabajo flexible. ¡Te esperamos!