Cada día son más las personas que deciden emprender, lanzándose a la aventura de crear su propia empresa y dedicarse a eso que siempre han soñado.

Para muchos autónomos, startups y pymes, quizás resulta un poco cuesta arriba tener desde el primer momento un espacio exclusivo para su emprendimiento. Es por ello; que inician en la sala de sus pisos. Puede que los primeros días, entre la emoción y el miedo, se sientan satisfechos por dar el paso de independizarse, pero conforme van pasando los días y el negocio va prosperando, surgen circunstancias en las que empiezan a barajar la posibilidad de separar la vida personal y profesional, y dedicar un espacio para la empresa, que aporte presencia, profesionalidad y sobretodo ergonomía para el desempeño de labores diarias.

Cuando llegan a este punto muchos se desmotivan, ya que buscan espacios independientes que no les generan beneficios si no innumerables gastos. Es en este escenario donde los espacios de coworking juegan un papel trascendental en la vida de cualquier pequeña empresa. Ya que el coworking les permiten disfrutar de una zona de oficinas acuerde a su presupuesto y necesidades. Y además; aportan mucho valor a nivel profesional, otorgando innumerables oportunidades de negocio y sinergias para el debido crecimiento de cualquier startup.

¿Cómo elegir el espacio de coworking perfecto para mi emprendimiento?

En la actualidad existen numerosas opciones en el mercado, son tantas que muchas veces no sobemos por cuál decidirnos. Encontrar el espacio ideal, no es una tarea sencilla. Pero si hay ciertos factores que debemos evaluar y tomar en cuenta antes de decantarnos por un espacio de coworking. El precio, sus instalaciones o la localización, son algunos aspectos claves que debemos valorar para decir, ¡este coworking me va como anillo al dedo!

Veamos esos aspectos a tener en cuenta para hacer una buena elección:

  • Ambiente y ergonomía: Lo primero que debes evaluar es el mobiliario que ofrecen en el coworking. Son muchas horas las que pasamos en nuestro puesto de trabajo, por tanto deberás optar por una mesa amplia y una silla cómoda que no afecte tu espalda. También debes sentirte a gusto con el ambiente del lugar, intenta visitar varios espacios para que te hagas a la idea de cómo sería tu día a día en cada uno de ellos. Si te inspiran, te motivan y te hacen sentir cómodo.
  • Servicios complementarios: Generalmente nos inclinamos por espacios de trabajo compartidos por que facilitan nuestro día a día. Así que otro factor importante a tener en cuenta, es asegurarte que puedas contar con locaciones adicionales; como las salas para llevar a cabo una reunión importante con algún inversor o si quieres reunirte con un miembro de equipo o un cliente. También busca espacios que cuenten con cabinas para hacer llamadas, de esta manera tendrás la garantía de no interferir con el trabajo de otros miembros del coworking. Una zona de comedor con office será el lugar ideal para tomar un descanso y disfrutar de un buen café. Además son ideales para conocer gente nueva y dar pie a la creación de sinergias.

Si sueles realizar reuniones grandes, procura que el espacio tenga una sala de formaciones y eventos y de esta manera tendrás todo en un mismo lugar.

Otro punto importante, es el poder tener acceso al servicio de reprografía (impresión, escaneo y fotocopiado) ya que aunque tengamos nuestro despacho, siempre surgen imprevistos y nos facilitamos la vida teniendo estas opciones a mano. Además, es imprescindible contar con una excelente conexión a internet, que aunque por lo general estos servicios están garantizados, no está de más informarte si para desarrollar tu actividad necesitas unas características específicas de uso de la red.

  • Ubicación y precio: Procura buscar un punto medio que no te quite la comodidad y te mantenga próximo a tu domicilio, pero que el espacio que elijas sea una zona céntrica y representativa que llame la atención de tus clientes y que sea de fácil acceso. Busca una localización que esté conectada con metro y autobús, si es posible de fácil aparcamiento o que cuente con opciones de parking.

Ten en cuenta que el precio varía mucho de acuerdo a la ubicación que elijas, evalúa tu presupuesto, pon en una balanza estos dos factores y recuerda elegir una buena ubicación pero sin perder el foco económico de tu empresa, si realmente compensa, te aporta y puedes pagar esa ubicación.

Espacios Cink Coworking

En nuestros espacios de coworking en Madrid no solo compartirás oficina con otros profesionales. Además; tendrás a tu disposición a los gestores de espacio que podrán ayudarte en lo que necesites. Ellos también podrán orientarte sobre las empresas alojadas que podrían ser de tu interés y con las que podrías crear sinergias que permitan trabajar en proyectos futuros que hagan crecer tu emprendimiento.

La misión de nuestros espacios es crear comunidad, y lograr la interacción de los miembros para la evolución de sus proyectos.

El coworking más que un gasto, es una inversión. Ya que te permitirá la posibilidad de ampliar tu red de contactos y hasta encontrar posibles clientes, puede que algún otra empresa o coworker se interese en tus servicios, si creas buenas relaciones, podrían recomendarte. También será una oportunidad para alimentar tu crecimiento profesional, ya que en estos espacios puedes aprender mucho de otros emprendedores.

Y por último, no olvides tener en cuenta los tips señalados anteriormente al embarcarte en la maravillosa a ventura del coworking.