Se acerca el fin de las vacaciones y con ello la posibilidad de retomar la rutina. Muchos anhelan el regreso a la oficina tras largos meses de confinamiento. Son muchas las empresas que se encuentran en preparativos para que septiembre sea el mes en el que se retome nuevamente el presentismo laboral. Bien sea con un modelo hibrido o 100% presencial para sus empleados. Aunque también hay quienes mantendrán el teletrabajo para su plantilla.

Sin embargo, hoy en día han surgido muchos cambios en los hábitos de los trabajadores y nuestro día a día en general. Pero sin duda, el teletrabajo se ha convertido en la estrella para muchas empresas y profesionales, que al probar esta alternativa han logrado acortar distancias y tener una mejor conciliación familiar.

Innovación de los hábitos laborales

La situación vivida en el último año ha redefinido en grandes aspectos la perspectiva que teníamos del trabajo y la oficina. Ya que ésta última; en algunos casos ha dejado de ser el lugar esencial al que acudir para hacer ciertas labores que se pueden hacer desde cualquier parte con ayuda de la tecnología. Este escenario dio paso al interés por los espacios de coworking, y a renunciar a las actividades aisladas desde casa, que muchas veces resulta ser la causa de distracciones que nos obligan a llevar días menos productivos.

Asistir a un coworking ha ayudado a muchos trabajadores a desconectar de cualquier distracción y poder estar en una mejor sintonía con sus laborales. Además de poder relacionarse con el entorno adecuado, colaborativo e innovador que permita un mejor desempeño y el intercambio de ideas con otros profesionales que le ayuden a nutrirse de conocimientos. Se mantienen enfocados y son constantes, organizan mejor su tiempo y garantizan sus horas de descanso, cosa de desde casa muchas veces no es posible al no coordinarse para distribuir el tiempo en cada labor adecuadamente.

Esta opción de espacio compartido ha dejado de ser la alternativa exclusiva para emprendedores y se ha convertido también en el refugio de cualquier empleado de empresa que promueva el teletrabajo. Ampliando de manera radical el perfil de cliente del coworking y logrando una mejor experiencia con el teletrabajo y los sistemas híbridos adaptados a las empresas. Algunos trabajadores dejan de ser productivos al estar en sus casas buscando ambientes y recursos que le generen ergonomía para su día a día. Cosa que el coworking lo tienen asegurado.

Reincorporación con nuevos modelos de trabajo

Una de las decisiones tomadas por las empresas durante la pandemia se basó en la reducción de costes; y con ello el ajuste de los espacios de trabajo. ¿Pero qué pasa si ahora se quiere volver a la oficina?

La vuelta a la oficina para las empresas está llena de requisitos. Ya que en la actualidad; además de proporcionar un espacio ergonómico, se debe tener en cuenta las medidas de seguridad y distanciamiento social, considerando también el otorgar a los empleados un lugar seguro y que aparte sea estimulante para el equipo.

Bien sea si la empresa piensa realizar una incorporación masiva, progresiva o creando turnos de trabajo, se debe garantizar el aforo adecuado para los empleados.

Los espacios de coworking se han convertido en la solución ideal para la reincorporación empresarial. Ya que los mismos cuentan con un estricto protocolo de distanciamiento y seguridad que permite a las empresas adaptarse a ello sin riesgos y sin la necesidad de crear un plan de prevención propio, como sucede cuando se opera en una oficina tradicional.

Adicionalmente, pueden ir realizando pruebas e incorporando a sus empleados gradualmente ya que en estos lugares siempre existe la posibilidad de adaptar la plantilla a las necesidades de la empresa. La gran ventaja del espacio colaborativo es que es un modelo diseñado para que emprendedores, pymes y hasta grandes empresas puedan aprovechar este contexto y optimizar al máximo sus recursos, permitiéndoles no desperdiciar espacio ni dinero al poder ajustar el espacio a su conveniencia.

Si tu decisión ha sido conservar el teletrabajo en tu empresa, si estás cansado de trabajar desde casa o si quieres incorporar a parte de tu plantilla, seguramente el regreso traerá dudas y controversia, pero si tienes la incertidumbre de no saber cómo proceder y gestionar los nuevos protocolos de gestión empresarial frente a la situación actual, el coworking es una buena opción.

Desde el inicio de la pandemia en Cink Coworking hemos estado trabajando cada día para ofrecerle a nuestros alojados un espacio seguro, donde puedan desarrollar sus actividades diarias de manera óptima y sin riesgos. Si estás pensando en la posibilidad de llevar a tu equipo a un espacio de trabajo flexible, te invitamos a que conozcas nuestros espacios de coworking en Madrid. ¡Estaremos encantados de recibirte!